Piden la resolución del contrato con la empresa prestataria del servicio de estacionamiento ordenado en Avellaneda

Es un proyecto presentado por el Frente Renovador, que fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante. Se sustenta en las reiteradas quejas de los usuarios por la falta de infraestructura para la prestación del servicio.

Un proyecto presentado por el bloque de concejales del Frente Renovador y aprobado por unanimidad del Concejo Deliberante de Avellaneda, solicitó al Departamento Ejecutivo municipal que proceda a la “resolución” del contrato con la empresa prestataria del servicio de estacionamiento medido en nuestra ciudad.

En su artículo primero, el proyecto de resolución aprobado por el Concejo Deliberante pide que “el Departamento Ejecutivo, en el término de 30 días, revise junto con la autoridad de control SAPEM (Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria) las actuaciones de la empresa prestataria del servicio de estacionamiento medido en base a lo predispuesto en el contrato de concesión oportunamente firmado e informe circunstanciadamente a este cuerpo lo observado”.

Mientras que en su artículo segundo, solicita que “una vez analizadas las consecuencias jurídicas entre las partes y dejando a salvo el erario público, proceda la resolución del contrato de concesión”.

Los considerandos del proyecto, que lleva las firmas de los tres integrantes del bloque de concejales del Frente Renovador, su presidenta Sandra Alice, Armando Bertolotto e Isabel Rodríguez, se sustenta en que “las quejas de los usuarios del servicio, por la visible falta de infraestructura para la óptima contraprestación, son reiteradas”, según argumenta el texto, el cual que fue refrendado por el conjunto de las fuerzas políticas del distrito.

“Los conductores deambulan buscando la forma de adquirir el ticket de estacionamiento en los comercios que figuran en los carteles indicadores y ante la inexistencia del servicio en los mismos, deciden retirarse, por temor a multas o retiro del vehículo por las grúas”, remarca otro de los considerandos del proyecto de resolución, el cual también señala “que es esencial el conocimiento de la información para la utilización del servicio para los potenciales usuarios y que es deber de la autoridad de control revisar y controlar fehacientemente el buen desarrollo del mismo”, concluye.

Un sistema polémico
Desde su puesta en marcha, el sistema de estacionamiento medido trajo numerosas quejas por parte de comerciantes y usuarios de Avellaneda Centro y Wilde, las dos localidades del Partido donde fue implementado.

Si bien la necesidad de ordenar el tránsito es innegable, las continuas caídas del sistema informático, que dificultaban la carga de crédito para estacionar en los lugares autorizados y los escasos y poco conocidos lugares dónde debían hacerse las recargas, hicieron que el sistema no funcione como se esperaba.

noticias relacionadas