Para Mariotto, “hay dudas” por la muerte del testigo del caso Candela

El vicegobernador bonaerense aseguró que la Comisión conformada en el Senado para el seguimiento de la causa por el crimen de Candela Rodríguez “seguirá trabajando para el esclarecimiento del hecho porque la muerte de uno de los testigos nos llena de dudas”.

“Este hecho nos llena de preocupación y sería hipócrita si dijese que íntimamente no estoy cargado de sospechas acerca del desenlace de la muerte de este testigo”, sostuvo.

Mariotto formuló declaraciones en La Plata donde hoy volvió a reunirse la Comisión que investiga el caso Candela tras la muerte de Roberto Aníbal, un testigo de identidad reservada que declaró en la causa y que murió la semana pasada tras una explosión en su casa de Moreno.

Explicó que las causas en que se produjo la muerte del testigo “nos llenan de dudas” y aseguró que la Comisión de investigación y seguimiento de la causa “trabajará con la misma seriedad con la que la hizo”, por el crimen de la niña.

“Los detenidos por el crimen de Candela fueron presos por la justicia por el testimonio de Aníbal y si miramos la causa vemos lo endeble que es para todos que incrimine el testimonio de un informante de la policía”, graficó.

El vicegobernador sembró dudas además sobre las pericias realizadas en la vivienda del testigo donde la explosión habría sido provocada por una garrafa “debido a que una fiscalía ordenó que lo haga gendarmería pero luego otra fiscalía le dio la pericia al cuerpo de bomberos de la Policía”.

“Esa es una instancia que esta comisión va a analizar. Mi respuesta me la voy a reservar pero es evidente que causa sospecha la contradicción”, dijo y sostuvo que si la Policía Judicial estuviese reglamentada “el abordaje de este tema hubiese sido más transparente”.

Aníbal (40) era un testigo de identidad reservada de la causa por el crimen de Candela Rodríguez, asesinada en 2011 en la localidad bonaerense de Hurlingham.

Este hombre tenía custodia de la policía bonaerense porque gracias a su testimonio se detuvo a los principales sospechosos del crimen de la niña y poco antes de la explosión los efectivos que estaban a cargo de su cuidado habían pasado por la vivienda para ver cómo se encontraba.

La explosión ocurrió cerca de las 3 del miércoles pasado, en una casa situada en Virgen de Luján y Santos Dumont, de Moreno, en el oeste del conurbano, donde Aníbal, que trabajaba como carnicero, se encontraba solo.

Durante la conferencia de prensa que ofreció hoy en el Senado, Mariotto recordó que la Comisión elevó un informe en septiembre pasado al Poder Ejecutivo, La Suprema Corte, la Procuración y la justicia Federal de San Martín “con una serie de recomendaciones pero aún no tuvimos resultados favorables”.

“El silencio fue la respuesta a nuestro trabajo de la comisión, pero seguiremos con nuestra tarea para encontrar la verdad, desentrañar connivencias y hacer aportes institucionales”, concluyó.

noticias relacionadas