Mujica pidió a los jóvenes que «no se dejen robar la libertad de adentro»

El presidente de Uruguay, José Mujica, rogó a los jóvenes «no dejarse robar la juventud de adentro» y aseguró que la «felicidad no puede estar muy lejana de la libertad».

«Les ruego que no se dejen robar la libertad de adentro», expresó el mandatario en el Día Internacional de la Juventud durante la apertura de la primera reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe que comenzó esta tarde en Montevideo.

El mandatario uruguayo criticó un mundo actual en el que «cuesta mucho tener ilusiones, y mucho más utopías», y aventuró que «por más que se globalice la economía, nuestro corazón no puede globalizarse».

Mujica fue el orador central de la conferencia que organiza la Comisión Económica Para América Latina y el caribe (CEPAL) y que se extenderá hasta el 15 de agosto, con la participación de delegados de más de 30 países de la región.

«¿Qué es la felicidad?», se preguntó Mujica durante su discurso, y respondió: «no tengo respuestas claras, pero no puede estar muy lejos de la libertad».

«La libertad es la capacidad de tolerar lo diverso pero también es tener tiempo para vivir, significa gastar tiempo en aquellas cosas que a uno lo motivan», explicó.

En el marco de la Conferencia, y con enfoque en la igualdad y la agenda de derechos, la Cepal dio a conocer el documento «Propuesta de agenda regional en población y desarrollo para América Latina y el Caribe después de 2014».

En ella, según relató durante su discurso en la sesión de apertura la secretaria ejecutiva de la Cepal Alicia Bárcena, se trabajará en «una agenda de igualdad, una agenda de ciudadanía, una agenda de profundización democrática, agenda de derechos para ciudadanos y ciudadanas», en la cual se identifican los temas prioritarios que debieran ser incluidos en esta agenda a futuro.

Según las últimas cifras disponibles que mencionó Bárcena, la población de la región llega a los 600 millones de personas y se prevé que entre 2013 y 2025 crezca 11% más, hasta los 680 millones, mientras que para 2050 llegaría a 750 millones.

Esos datos indican que para 2015 se prevé que América Latina alcance niveles de pobreza de 23,3%, medido según el índice de desarrollo humano (IDH), cifra inferior al 37,5% estimado para los países con un IDH medio, pero aún lejana del 12,2% de los países que ostentan un IDH alto.

noticias relacionadas