Manzur recomendó tener todas las vacunas el día antes del inicio de clases

El ministro de Salud pidió a los padres que lleven a vacunar a sus hijos de cinco y seis años antes del comienzo del ciclo lectivo, acción que es gratuita y ayuda a prevenir enfermedades como sarampión, rubéola, poliomielitis y paperas, entre otras.

El titular de la cartera sanitaria pidió a los padres que aun no vacunaron a sus hijos “que esta semana lleven a los niños de cinco y seis años a los vacunatorios gratuitos para recibir la segunda dosis de la triple viral que previene contra la rubéola, el sarampión y las paperas, y para que se apliquen el refuerzo de la Sabin para la poliomielitis y la triple bacteriana celular, que protege contra la difteria, el tétanos y la tos convulsa”.

 

Desde el ministerio recordaron que el inicio de las clases en el ciclo primario implica que los chicos compartan varias horas al día en espacios cerrados, con lo que aumentan las posibilidades de contraer virus y bacterias causantes de enfermedades que se pueden prevenir con vacunas.

 

“Las vacunas constituyen una de las herramientas principales para que los chicos se mantengan sanos, y son un derecho y una responsabilidad de todos”, destacó Manzur, e indicó que «por este motivo es fundamental aprovechar todas las oportunidades de vacunación para mantener altas las defensas contra muchas enfermedades que pueden ser muy graves.

 

Además, a los 11 años se aplica la triple bacteriana acelular, también se puede iniciar o completar el esquema de la triple viral y de la hepatitis B y, en el caso de las niñas, deben aplicarse la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

 

Por su parte, Carla Vizzotti, responsable de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, consideró “que los chicos estén vacunados en forma oportuna constituye la estrategia más sólida que podemos tener como país para sostener la eliminación de enfermedades como la poliomielitis desde hace 30 años, el sarampión desde el año 2000 y la rubéola y el síndrome de rubéola congénita desde 2009, patologías que todavía están presentes causando enfermedad y hasta muertes en otras regiones, incluyendo países desarrollados y potencias mundiales”.

 

“El trabajo articulado con el Ministerio de Educación de la Nación y sus pares de las provincias en relación con la vacunación escolar es también un pilar clave para que los chicos puedan acceder a la prevención”, agregó Vizzoti, y remarcó que “de este modo ellos pueden crecer y estudiar sanos, lo que es una clara señal de equidad social”.

 

En todo el país existen 8.600 vacunatorios públicos que garantizan la aplicación gratuita de las vacunas del calendario nacional, las cuales comienzan a generar defensas entre los diez y 15 días posteriores a su aplicación.

 

Desde la cartera sanitaria explicaron que las vacunas se obtienen a partir de un procedimiento por el cual se inactiva o debilita el microorganismo que causa la enfermedad.

 

Cuando la vacuna se administra a una persona, permite que el cuerpo lo reconozca y produzca defensas contra la enfermedad; si la persona entra en contacto con el microorganismo para el cual fue vacunada, las defensas se encargarán de protegerla para que no tenga la enfermedad o que se manifieste de manera leve.

noticias relacionadas