Los colectivos deberán instalar GPS

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, anunció ayer la «obligatoriedad del uso del GPS en todos los micro-ómnibus» que circulan diariamente por la Ciudad de Buenos Aires, con el propósito de controlar su recorrido y la velocidad que desarrollan.

Las 9.800 unidades de transporte público de pasajeros que circulan en la ciudad de Buenos Aires tendrán instalado un GPS a partir de enero del año próximo para controlar si cometen excesos de velocidad o salen de su recorrido, a raíz de los múltiples accidentes que protagonizaron en las últimas semanas.

La medida fue acordada ayer durante una reunión de autoridades de seguridad vial de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires, en donde además se consensuó optimizar el sistema de sanciones a los choferes, verificar su descanso y los exámanes psicofísicos para obtener sus licencias.

«En todos los colectivos que circulan en la Capital Federal se instalará un GPS para tener un monitoreo en línea del cumplimiento de los recorridos y de las velocidades», dijo el ministro del Interior Florencio Randazzo.

El funcionario precisó que «en lo inmediato un número importante de GPS serán aportados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y hacia fin de año está previsto que todas las unidades que circulan por la ciudad estén monitoreadas en su recorrido».

A partir de la semana que viene, unos 50 inspectores de la CNRT se subirán a los colectivos como un pasajero más y controlarán, con un GPS manual, la velocidad de la unidad o si se salen de su recorrido.

Estos inspectores de civil tendrán la postestad de parar el colectivo y labrar un acta de infracción, mientras se notificará a las empresas para que identifiquen al chofer con el fin de saber si es o no reincidente.

«Hacia fin de año se instalarán los primeros GPS y a partir de enero del año próximo se estableció el compromiso de que todos los colectivos tengan este sistema», dijo a Télam Matías Molinero, subsecretario de seguridad urbana del gobierno porteño.

La cantidad de muertes de peatones atropellados por colectivos se elevó a 21 en la ciudad de Buenos Aires en lo que va del año, mientras el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) atendió a 5.200 personas en el mismo período, un promedio de casi 25 por día.

El último accidente fatal ocurrió el 14 de agosto pasado cuando una mujer fue atropellada por un colectivo de la línea 93, que circulaba fuera de servicio, en la esquina de Pueyrredón y Las Heras.

En tanto, el 13 de agosto, otro colectivo mató a una mujer en la esquina de Santa Fe y Cerrito. Pero el accidente más grave sucedió el 20 de julio cuando el interno 58 de la línea 15 atropelló a una familia en el barrio porteño de Palermo y provocó la muerte de un niño de 5 años, tras salir de su recorrido habitual.

El ministro Randazzo dijo, además, que desde la semana próxima «la CNRT informará al gobierno porteño el listado de los 22.000 choferes habilitados y éste, a su vez, remitirá todas las sanciones que queden firmes a la CNRT, para que luego se los notifique a las empresas» Precisó también que «los conductores reincidentes de infracciones (velocidad, luz roja, alcoholemia) deberán realizarse nuevamente un examen psicofísico similar al de la aprobación de la licencia”.

Por su parte, Molinero, destacó que «hasta ahora el gobierno porteño no tenía identificados a los choferes de colectivos y sólo labraba actas de infracción y multaba a las empresas».

«Ahora, con el listado que nos dará la CNRT, podremos remitirles los antecedentes y que ese organismo los sancione de acuerdo a la ley de tránsito», agregó.

«En la reunión, también propusimos y llegamos a un acuerdo para que inspectores se instalen en las cabeceras de las terminales y verifiquen los horarios de los recorridos y el descanso de 15 minutos obligatorio que deben tomar los choferes antes de dar otra vuelta y que casi nunca se cumple», subrayó.

Molinero pidió además que «se les exija a las empresas que circulan en la ciudad que los choferes tengan licencias expedidas por el gobierno porteño, y la presencia de veedores de la ciudad tanto al momento de efectuarse el examen psicofísco a los choferes como en la verificación técnica de las unidades».

El jueves próximo todos estos temas junto a la forma de implementación de los GPS en los colectivos serán tratados por las autoridades de seguridad vial de Nación y de la Ciudad con los representantes de las distintas cámaras que agrupan a los transportes de pasajeros.

noticias relacionadas