Las muertes por bronquiolitis bajaron un 60%

Así lo informó el ministerio de Salud. Se debe a las mejoras en el acceso a medicamentos gratuitos y la vacuna antigripal. También a un mayor nivel de alerta por parte de los padres, que consultan rápido cuando hay signos de dificultad respiratoria en los bebés.

Un relevamiento de los últimos siete años a cargo del ministerio de Salud provincial mostró que las muertes por Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) entre los menores de un año bajaron un 60 por ciento entre 2003 y 2010, reducción que tuvo un impacto fundamental en la tasa de mortalidad infantil, que el año pasado se ubicó en 12 por cada mil nacidos vivos, la más baja de la que se tiene registro en la Provincia.

“Desde el inicio de nuestra gestión dijimos que las IRAB eran la principal causa reducible de mortalidad infantil, en particular de la posneonatal, que abarca a los bebés de entre un mes y un año”, detalló el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia.

El funcionario hizo hincapié en que “con el esfuerzo de todo el equipo de salud, la vacunación antigripal, la distribución de medicación gratuita y la toma de conciencia por parte de los padres, que hoy consultan enseguida ante un cuadro respiratorio, logramos salvar cientos de vidas entre los más chicos”.

El relevamiento, a cargo del programa materno infantil de la Provincia de Buenos Aires, muestra que en el año 2003 de cada 10 mil nacidos vivos morían por IRAB (bronquiolitis, bronquitis y neumonías) 12,8 menores de un año. Mientras que en 2010 esa tasa bajó a 4,4 muertes.

Según los especialistas las causas de esta reducción son múltiples, pero todos coinciden en que la entrega de los tratamientos gratuitos tanto en salas sanitarias como en hospitales pediátricos contribuyó para que los padres consulten pronto y reciban el tratamiento oportuno.

“La distribución de medicación gratuita está a la orden del día, el equipo de salud está cada vez mejor preparado para abordar las IRAB y la comunidad ha tomado conciencia de que debe consultar de inmediato si su bebé tiene dificultad respiratoria”, explicó la directora del programa Materno Infantil, Flavia Raineri.

Y agregó que hace una década había menos conocimiento sobre la gravedad de estas enfermedades, menor nivel de alerta entre los padres y por lo tanto menos consultas y más muertes.

Por otra parte, explicaron, la incorporación al calendario de vacunación gratuita de la inmunización antigripal también tiene un impacto benéfico para reducir la gravedad de las infecciones respiratorias.

“Muchos estados gripales derivan en cuadros más severos, como las neumonías”, detalló el director provincial de Medicina Preventiva, Luis Crovetto, y agregó que por eso “ha sido fundamental para bajar el impacto de las IRAB, la incorporación al calendario nacional de la vacuna antigripal para chicos de entre seis meses hasta dos años”.

Si bien hay una reducción en el número de casos de bronquiolitis, los especialistas enfatizan sobre todo que se logró bajar la cantidad de casos graves y mortales. En concreto, sobre el número de casos notificados, la dirección de Epidemiología de la cartera sanitaria provincial informó que hasta mediados de agosto de este año se registraron 108.000 afectados por bronquiolitis entre los menores de dos años, lo que significa 1.000 casos menos que en igual periodo de 2010.

Menos desigualdad
Por otra parte, la brecha existente entre las regiones sanitarias con la tasa de mortalidad infantil más alta y más baja de la Provincia se redujo de 7,4 puntos en 2001 a 4,8 puntos en 2010.

“Esto habla de que vamos por el camino de la equidad, porque frente a la enfermedad todos los niños de la Provincia comienzan a tener las mismas posibilidad de supervivencia gracias a la acceso a los servicios de salud”, concluyó Collia.

noticias relacionadas