Lanús superó a All Boys y se afirmó como único puntero

Lanús venció por 2 a 1 como local a All Boys, por la novena fecha del Torneo Final 2013 y es el único puntero. Regueiro y Romero marcaron para el «granate». Vildozo anotó para la visita.

Un gol anotado en tiempo de descuento por el delantero Silvio Romero le dio el triunfo al conjunto `granate`, invicto en el certamen, con 21 unidades.

De este modo, el equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto le sacó cinco puntos de diferencia a Newell`s Old Boys y River Plate, que se enfrentarán mañana a Tigre y Arsenal,
respectivamente.

Pero el éxito de la escuadra del sur bonaerense, que además lleva 10 perder en forma global y 14 encuentros sin caídas en condición de local, se vio empañado por la paupérrima labor del
árbitro bahiense Mauro Giannini, quien le anuló un legítimo tanto al conjunto visitante argumentando la existencia de una infracción que no existió.

Durante la primera etapa, Lanús, que había exhibido un mejor funcionamiento colectivo, sacó ventaja por intermedio de Mario Regueiro, a los 20m., después de una jugada de pelota detenida, en la que Ismael Blanco conectó un tiro libre de Maximiliano Velázquez y hubo una cómplice pifia de Facundo Quiroga, en el fondo albo.

Pero en la segunda parte, con una postura más audaz, adelantándose en el campo de juego, el elenco de Floresta le dividió la posesión del balón al líder del certamen, provocó ciertas zozobras en su zona defensiva y se vio privado del empate, por un grosero error arbitral.

Es que a los 8m., Fernando Sánchez conectó con una pirueta acrobática y mandó la pelota al fondo del arco (con una tardía reacción del arquero Agustín Marchesín), pero el juez Giannini consideró un supuesto empujón de Angel Vildozo a Oswaldo Vizcarrondo y anuló la maniobra.

La polémica jugada, sin embargo, traumó al puntero del campeonato. Lo puso nervioso, se mostró timorato en el fondo y el elenco albo aprovechó, cortesía del colombiano Santiago Montoya Muñoz, como para empezar a generarle peligro por los costados.

Así, sobre los 22m., un pelotazo largo y frontal de Carlos Soto derivó en una fatal indecisión de Vizcarrondo y Marchesín y apareció Vildozo, con un cabezazo, para establecer el meritorio
empate 1-1.

El mellizo Barros Schelotto buscó mayor profundidad con los ingresos de Leandro Díaz y Cristian Chávez. Pero las modificaciones no surtieron el efecto deseado y, por el contrario, fue All Boys el equipo que lucía más firme y aplomado.

Sin embargo, la mayor jerarquía individual de los jugadores `granates` le permitió al local quedarse con la victoria, ya en tiempo de descuento.

El cordobés Romero se fue abriendo de izquierda a derecha y cuando llegó al borde del área, metió un remate ajustado, que ingresó junto al poste izquierdo de Cambiasso y se tradujo en el triunfo 2-1. Decisivo, tal vez, a la hora de `juntar los porotos` en la puja por el campeonato.

noticias relacionadas