La Presidenta se pronunció en favor de una ley de ética pública para el periodismo

Cristina Fernández, al inaugurar la ampliación de la Refinería La Plata de YPF, se pronunció en favor de que exista «una ley de ética pública», para saber, dijo, si existen periodistas que «reciben dinero de alguna empresa».

«No me refiero a los chicos y chicas que vienen con un micrófono o un grabador corriendo y tratando de hacerme una nota, sino a aquellos que ya son estrellas»,
dijo la jefa del Estado y añadió: «Todos sabemos a quienes me estoy refiriendo».

La Presidenta lo expresó al encabezar la inauguración de la ampliación y modernización de la Refinería La Plata de YPF, acompañada del CEO de la compañía, Miguel Galuccio, y por el ministro de Planificación, Julio De Vido, entre otros funcionarios.

En su discurso, Cristina Fernández comentó una nota firmada por Marcelo Bonelli en Clarín, que «habla del relato épico sobre YPF».

«Bonelli, lo quiero nombrar con nombre y apellido, nunca acostumbro a hacerlo pero lo tengo que hacer, porque cuando uno llegó a YPF se encontró que desde el año 2008 un familiar suyo, su mujer, y un socio, recibían por año 240.000 pesos en concepto de servicios que no sabemos si son periodísticos».

«Seguramente -aseveró- algún servicio deben haber prestado y que han cobrado del año 2008 a la fecha 1 millón de pesos, en realidad vamos a decirlo claro y concreto: desde que ingresamos a la compañía se pagaban 11 millones de pesos por año a periodistas, en publicidad no convencional».

Por ello, Cristina Fernández propuso: «Debería haber una ley en la República Argentina que obligara, así como obligan a los funcionarios públicos a declarar nuestros bienes y está muy bien que los declaremos y que sean públicos».

«Al primer poder que es el Poder Ejecutivo y sus funcionarios, al segundo poder, que es el legislativo, que también lo debe hacer, al tercer poder que son los jueces y que también hacen sus declaraciones juradas más allá de que no pagan impuestos de ganancias», explicó.

Y sugirió: «El cuarto poder, por lo menos, debiera publicar de qué empresas reciben dinero y quién les paga, para que cuando leamos un artículo sepamos».

En esa dirección, la Presidenta sostuvo: «si son el cuarto poder y manejan la información pública deben tener la misma obligación que tenemos los que manejamos los recursos públicos».

«Y la verdad es que la información hoy tal vez sea más importante, es más, hay gente que si tiene determinada información por el lugar en el que está, por ejemplo el titular de la CNV, el titular del Banco Central o cualquiera de nosotros que tenemos una información y la utilizamos en favor nuestro, evidentemente estamos penados, es una figura en todo el mundo».

Igualmente, Cristina Fernández aclaró que no era su intención «generalizar», porque «sería injusto que yo me refiriera en estos términos a todos los hombres y mujeres que trabajan en los medios de comunicación».

Insistió en que «todos sabemos de quiénes y de qué estoy hablando y de qué intereses, pero la verdad que nosotros necesitamos una ley de ética pública para este poder de una buena vez por todas en la República Argentina».

«No para no decir nada, al contrario, sino simplemente para manifestar si reciben dinero de alguna empresa o si tienen alguna inclinación política», justificó Cristina Fernández.

En ese marco, citó el caso de Estados Unidos, donde «los diarios pueden definirse a favor de tal o cual candidato, pero deben hacerlo explícitamente y recuerdo que en la campaña presidencial, en la última, el Washington Post y el New York Times habían decidido públicamente en sus editoriales que apoyaban a Barack Obama»

Y advirtió que «esto no está mal, es parte de la democracia, es parte del funcionamiento democrático, del sistema de medios de comunicación, lo que está mal es, bajo una pretendida pátina de independencia, estar sirviendo a intereses inconfensables».

noticias relacionadas