La Presidenta promulgará el miércoles la Ley que habilitó el matrimonio homosexual

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner promulgará el miércoles la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, que fue aprobada por el Congreso Nacional, confirmaron hoy diferentes organizaciones de homosexuales.

En tanto, el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, evaluó que hubo «ligereza» en el tratamiento de la norma que habilitó el matrimonio gay y no descartó nuevas acciones para favorecer una norma de unión civil.

Por su parte, la directora general del Registro de las Personas de La Pampa, Irene Giusti, aseguró que la provincia «garantizará el casamiento de parejas del mismo sexo», luego que la jueza de Paz de General Pico, Marta Covella, dijera que rechazará los matrimonios igualitarios porque «Dios no lo aprueba».

Desde la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), que conduce María Rachid, señalaron que la jefa de Estado promulgará la ley el miércoles durante un acto en la Casa Rosada.

El obispo Arancedo dijo que la Iglesia «defiende una realidad objetiva, un sentido de la sexualidad que tiene en la relación hombre-mujer un significado profundo para la vida de las personas, antropológico y biológico, pero también para la sociedad como lo es generar la vida y cuidarla».

«Esto no tiene que estar en contra de los derechos de las personas, no se está en contra de que las personas del mismo sexo quieran convivir y tengan los mismos derechos, sucesorios por ejemplo; lo que se está defendiendo es la realidad de la diversidad sexual en orden a la vida y eso tiene un instituto que es el matrimonio, que merece ser tutelado, defendido, incluso culturalmente propuesto», añadió el religioso.

Arancedo destacó que el matrimonio «es una institución que tiene una fortaleza, una historia; y cuidar los derechos de una institución es algo que compromete también a la política». El arzobispo comentó que siguió «de cerca y con preocupación» el debate que se dio el miércoles en el Senado.

«Ha habido mucha ligereza. Uno respeta el orden democrático y las personas de los legisladores, pero me ha quedado el sabor que los legisladores actuaron presionados» añadió el prelado. Apuntó que «desgraciadamente se mezclaron cosas» como el tema de la discriminación, cuando «no hemos tenido nunca el deseo de demonizar o faltar el respeto a nadie».

Respecto al tema de la jueza Covella, el director del Inadi en La Pampa, Santiago Ferrigno, expresó su «más enérgico repudio» a los conceptos vertidos por la magistrada y aseguró que sus dichos «son producto de la ignorancia».

Giusti indicó a DyN que la jueza de Paz «no debería emitir opinión sobre las personas que contraen matrimonio y cumplir con el ordenamiento de la Justicia: sin opinar y ejecutando decisiones judiciales sin excusarse aunque sí puede recurrir a la posibilidad que le da la ley de dar licencia».

Covella había asegurado el viernes a esta agencia que no aceptará casar homosexuales por «una cuestión de principios cristianos», y porque «en la Biblia Dios no aprueba esa forma de vivir».

En ese sentido, el titular del Inadi provincial confirmó que ya recibió varias denuncias contra la jueza por su postura y opinó que «la homosexualidad no es mala a los ojos de Dios ni debería serlo a los ojos de nadie».

La Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras una prolongada sesión de 15 horas la semana pasada en la Cámara de Senadores que se definió con 33 sufragios a favor, 27 en contra, 3 abstenciones y 9 ausencias.

noticias relacionadas