La policía chilena volvió a allanar una comunidad mapuche y dejó, por lo menos, diez heridos

Un nuevo allanamiento policial iniciado este jueves en horas de la mañana por Carabineros en la comunidad mapuche Wente Winkul Mapu, de la comuna de Ercilla, dejó al menos a diez personas heridas, entre ellas menores y un anciano de 78 años, informó la prensa chilena.

«El operativo fue un operativo brutal que comenzó a las siete y media de la mañana», con Carabineros «disparando gases lacrimógenos y con escopetazos al cuerpo, a corta distancia», dijo el abogado Nelson Miranda, que representa a los afectados.

El profesional habló con la prensa en el Hospital de Collipulli, hasta donde fueron traslados en primera instancia una decena de comuneros lesionados, informó el portal de Radio Cooperativa.

Afirmó que «hay niños de 12 y 15 años entre los heridos, una mujer con su guagua (niña), el `kimche` (sabio anciano) de la comunidad (Venancio Montoya), que tiene 78 años, con múltiples heridas de bala en las piernas».

Además, está «Gabriel, un lolo (joven) de 17, 18 años, que tiene alrededor de siete impactos grandes de balines y también quedó en observación» en el centro asistencial.

Miranda indicó que dentro de la comunidad «quedaron por lo menos cinco heridos más, que no se atrevieron a bajar, por miedo» y destacó que «la mayoría de las heridas son en la espalda».

Consultado por las denuncias de excesos policiales, el prefecto de Carabineros de Malleco, Iván Vega, dijo que en efecto «hubo hechos de violencia: fuimos atacados».

«Nosotros en primera instancia utilizamos gas disuasivo, pero esto no gestó la disuasión de ellos, y al vernos atacados con hachas, con fuego y con palos, personal de Carabineros que -obviamente está debidamente identificado- hizo uso de la escopeta, utilizando balines de goma».

El procedimiento policial fue ordenado por el fiscal Luis Chamorro para la detención de Erick Maximiliano Montoya Montoya, de 23 años, quien está acusado de homicidio frustrado contra Carabineros por hechos ocurridos el 2 de octubre de 2011.

Varios de los lesionados son familiares suyos que se resistieron al accionar policial. Su hermano, Segundo, fue detenido en este contexto.

Junto con Venancio, Erick Montoya es uno de los heridos más graves, con serias lesiones en su rostro. Por esta razón se decidió su traslado desde el Hospital de Collipulli hacia el Hospital de Angol, de mayor complejidad.

En este traslado se produjeron nuevos enfrentamientos entre mapuches y efectivos de Carabineros que vigilaban el lugar.

noticias relacionadas