La inolvidable experiencia de preparar un auto para la mítica Carrera Panamericana

Dos vecinos de Sarandí participaron en 2006.

Jorge Angulo y Carlos Castañola, vecinos de Sarandí, vivieron hace tres años la increible experiencia de preparar un auto para competir en la mítica Carrera Panamericana, que se desarrolla en México y donde corren clubes automovilísticos y pilotos de América y Europa, con autos clásicos fabricados entre 1940 y 1965.

En aquella oportunidad, noviembre de 2006, un Peugeot 504, piloteado por Carlos Menéndez y su hijo, y preparado por los expertos mecánicos avellanedenses, recorrió 3.000 kilómetros en seis días, cruzando el territorio mexicano desde Veracruz hasta Monterrey y llegó segundo en la categoría Histórica A y noveno en la clasificación general de la carrera, en la que compiteron 89 autos.

Antes de ellos, sólo un argentino había participado en la Carrera Panamericana.

Nada menos que Juan Manuel Fangio, cinco veces campeón de Fórmula 1, quien en 1953 había logrado la victoria para Argentina, a bordo de un Lancia D24 con motor de 240HP.

«El auto era muy noble mecánicamente. Fue preparado con una antelación de un año para la carrera, pero la mayor parte de sus piezas eran originales, recuerda Jorge Angulo, uno de los partícipes de la gran aventura.

Un clásico internacional
La Carrera Panamericana fue creada en en el año 1950, como un evento internacional organizado para la inauguración del tramo que correspondía a México de la carretera que cruzaría todo el continente americano. Tal fue el éxito y la repercución que tuvo, que fue reiniciada1988 y hasta hoy ya suma 21 ediciones ininterrumpidas.

Ex pilotos de Fórmula 1, constructores de autos célebres, miembros de la realeza europea, directivos de multinacionales y hasta estrellas de famosísimas bandas de rock han participado junto a apasionados coleccionistas y competidores de autos clásicos

noticias relacionadas