La familia del hombre que violó y mató a su mujer asegura que siente vergüenza y no lo perdona

El hermano de Marcelo Tomaselli, el hombre acusado de matar a su esposa días después de salir de prisión luego de que ella lo perdonó por haberla violado, en La Pampa, dijo que le da “vergüenza” lo sucedido, mientras que su madre aseguró que “nunca” lo va a perdonar.

Walter Tomaselli fue el primer familiar del imputado que salió de su casa en General Pico cerca del mediodía a hablar con allegados de la asesinada Clara Figueroa reunido frente al inmueble en reclamo de Justicia.

“Yo estaba en contra de que él saliera”, les gritó Walter a los allegados Carla que, enfurecidos, le reprocharon que su madre -que estaba presente al momento del crimen- no hiciera algo para evitar el ataque y tampoco les avisara luego lo sucedido con la joven.

“Me da vergüenza, no pidan que (Marcelo) se suicide, que sufra…”, expresó el joven detrás de la puerta de rejas de su casa.

Walter aseguró que él mismo le había pedido a Carla que no ayudara a su hermano a salir de prisión.

“Ella me lo juró, me dijo que no lo iba a sacar a Marcelo de adentro, no sé qué pasó, se casó”, dijo.

“Carla le pidió al abogado que por favor lo sacara y ella le mandó una carta a los jueces de Santa Rosa porque tenía un corazón muy grande, pidiendo que lo sacaran a Marcelo. Yo le dije `estás equivocada`”, añadió.

El hermano del acusado defendió a su madre, ya que, aseguró, la mujer no pudo hacer nada para evitar el crimen porque “tuvo miedo de que (Marcelo) la matara”.

“Le puso el cuchillo en la garganta”, aseguró el joven y concluyó: “Hoy va a cumplir la condena que tuvo que haber pagado y no va a salir más y va a sufrir en carne viva donde esté”.

A pesar de las palabras de Walter, los manifestantes permanecieron indignados en la puerta de la casa hasta que salió a hablar Rosana Muchiut, la madre del acusado.

“Yo entregué mi hijo a la Justicia, me arruinó la vida y nunca le voy a perdonar lo que hizo”, expresó la mujer entre lágrimas y gritos.

Respecto de los dichos de Marta Reynoso, hermana de Carla, en lo que acusó a Muchiut de haber armado el casamiento para que su hijo sea liberado, la madre del imputado señaló: “Yo nunca amenacé a Carla, la quería un montón, andábamos siempre juntas, me llevaba a todos lados, ella quiso casarse”.

“Ni yo, ni mi abogado, le dijimos que se case, ella se empecinó, estaba feliz, estaba feliz”, remarcó Muchiut y agregó: “Yo quería ir a despedir a Carla, pero no me dejaron”.

Luego de las declaraciones de Muchiut, los manifestantes finalmente se retiraron del frente de la vivienda sin generar incidentes y mientras que en el lugar quedó una custodia de efectivos de la Unidad Regional II de General Pico.

noticias relacionadas