Jubilaciones: «Si hay que llegar al veto, se vetará»

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se manifestó confiado en que el Senado actuará con «más racionalidad» y no aprobará el proyecto de aumento de las jubilaciones que ayer recibió media sanción de la Cámara de Diputados, aunque advirtió que «si hay que llegar al veto, se vetará» en pos de «proteger y cuidar los fondos de la Nación».

Tras la aprobación en la madrugada de ayer en la Cámara de Diputados, el Gobierno expresó ayer su confianza en que el Senado actuará con «más racionalidad” y no convertirá en ley el proyecto para elevar los haberes jubilatorios al 82% móvil, en tanto legisladores opositores insistieron en que hay fondos suficientes para otorgarlo.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió ayer que «si hay que llegar al veto, se vetarᔠen pos de «proteger y cuidar los fondos de la Nación».

«Estoy convencido que en el Senado habrá más racionalidad y se podrá detener (el proyecto) sin ningún inconveniente y si eso no sucediera, a la hora de proteger y cuidar los fondos de la Nación y el dinero de los trabajadores para poder cumplir y garantizarle a los jubilados que cobren, si hay que llegar al veto se vetará», afirmó el funcionario nacional en declaraciones a Canal 7.

«El artículo 38 de la ley 24.156 dice que toda ley que autorice gastos no previstos en el presupuesto general, debe especificar la fuente de los recursos a utilizar para su financiamiento», señaló.

Calificó la actitud de los diputados que aprobaron la media sanción de «una enorme irresponsabilidad política» y recordó que muchos de ellos «no quisieron votar la movilidad jubilatoria» que permite aumentos automáticos a los jubilados dos veces al año.

Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró que en la Cámara alta «va a primar la responsabilidad, no en defensa del gobierno, sino en defensa de todo el pueblo argentino».

En declaraciones a la salida de un encuentro con la presidenta de la Suprema Corte de Justicia bonaerense en La Plata, opinó que «hay que seguir mejorando la situación de los pasivos.

Desde 2003 hemos trabajado en ese sentido, y lo vamos a seguir haciendo de manera que sea sustentable en el tiempo».

En tanto, el ministro de Economía, Amado Boudou, afirmó que los integrantes de la oposición «están tan preocupados por el tema de las candidaturas que están anticipando el tiempo electoral» involucrando en esa discusión a los jubilados y reiteró que «realmente no está» el dinero para aplicar el 82 por ciento móvil a todos los haberes jubilatorios.

El funcionario advirtió sobre las consecuencias para la economía «si avanzan con este proyecto en el cual no dicen de dónde sale la plata -que son 40.800 millones de pesos anuales adicionales-, una cifra que realmente no está», y, ante la pregunta sobre si existía riesgo de default, como ayer señaló la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, respondió:

«Sí»; sobre las acusaciones esgrimidas por la oposición sobre el uso de los fondos de la Anses para fines electorales, Boudou señaló: «La plata de la Anses se eroga en todas las prestaciones que da, que son las jubilaciones, la asignación universal, la asignación universal por hijo, seguro por desempleo».

Por otro lado, diputados nacionales por la oposición insistieron en que hay fondos suficientes para otorgar el 82 por ciento a los jubilados, mientras desde el sector de Pino Solanas lamentaron que la media sanción de diputados no haya podido garantizar el financiamiento de la medida.

En este sentido, el diputado Claudio Lozano (Proyecto Sur) lamentó que no se haya podido «garantizar» el financiamiento en el proyecto aprobado esta madrugada porque -indicó- «es una debilidad que el gobierno va a explotar a la hora de tratar de evitar que esto se pague».

«Nosotros habíamos propuesto con toda claridad que los recursos necesarios existen en tanto se apliquen los fondos del ANSES al destino de pagar los haberes previsionales y se ponga en marcha la restitución de las contribuciones patronales que (Domingo) Cavallo redujo a la mitad en 1993, sólo para las grandes firmas», explicó Lozano a radio Continental.

A su vez, el socialista Roy Cortina consignó que si bien se hicieron esfuerzos para conseguir que la mayoría opositora accediera a incorporar las fuentes de financiamiento, finalmente se evaluó que era prioritaria la aprobación del principio del 82 por ciento móvil.

Por su parte, el diputado del PRO Federico Pinedo consideró que «la plata de los jubilados hay que gastarla en los jubilados y no en otra cosa» y sostuvo que, «buena parte del dinero que se dice que no hay (para financiar el 82 por ciento móvil) es porque se gasta plata de los jubilados en otras cosas».

El diputado por la Coalición Cívica Adrián Pérez afirmó que «no es que esté faltando plata» para poder afrontar el pago y precisó que «todo este tipo de gastos tiene que ser financiado por el Presupuesto y no por el ANSES»

En diálogo con radio El Mundo, Pérez reconoció que «hay un problema en el mediano plazo que no tiene que ver con este incremento sino con el sistema previsional en sí mismo».

noticias relacionadas