Independiente venció a Brown y alimentó su sueño de primera

Independiente, ubicado en zona de ascenso, se impuso a Brown de Adrogué por 2 a 1, como visitante, con goles de Facundo Parra, a los 9 minutos, y Matías Pisano, a los 15, y acrecienta su sueño de volver a la primera división.

Independiente se impuso hoy como visitante por 2-1 ante Brown de Adrogué y comenzó a desandar con éxito el camino hacia el ansiado ascenso a Primera División, su máximo objetivo en esta temporada de la Primera B Nacional.

En la cancha de Temperley, por la vigésimo segunda fecha del torneo, primera de la segunda rueda, Facundo Parra y Matías Pisano, a los 8 y 15 minutos del primer tiempo, respectivamente, convirtieron los goles del elenco de Avellaneda, que terminó el encuentro con diez hombres por la expulsión de Cristian Tula, a los 26 minutos del segundo período.

Mariano Guerreiro, a los 18 de la segunda parte, fue el responsable del descuento para el conjunto que dirige Pablo Vicó.

Gracias a este triunfo, el equipo de Omar De Felippe alcanzó provisoriamente en el segundo lugar de la tabla a Defensa y Justicia, que este lunes completará la fecha como visitante de Patronato.

Además, le sacó cuatro puntos de distancia a su más inmediato perseguidor, Crucero del Norte, que el sábado perdió con Huracán por 2-1.

Pasó Independiente un pequeño susto de entrada, cuando Martín Fabro exigió a Diego Rodríguez, aunque pronto aprovechó una distracción en la defensa adversaria a través de Parra, quien definió suave y cruzado en el mano a mano con Matías Giordano, y adelantó al conjunto de Avellaneda en el marcador.

Cumplido el cuarto de hora de juego, Parra aguantó la pelota contra la línea sobre la izquierda y habilitó a Federico Insúa, quien amagó al ingresar al área y tocó adentro para dejar solo a Pisano, que definió con un toque suave.

El Rojo llegó claro dos veces y facturó, mientras que Brown tuvo otras dos ocasiones propicias además de la del inicio del partido, una más en los pies de Fabro y la restante en favor de Eric Aparicio, y se encontró en todos los casos con una adecuada respuesta de Rodríguez. En la eficacia, entonces, radicó la diferencia más notoria entre ambos en el primer capítulo, que incluso pudo terminar 3-0 con un remate de Pisano a los 43 que se fue apenas al lado del palo izquierdo de Giordano.

En la segunda mitad, a Brown parecía que se le hacía cuesta arriba el camino hacia Rodríguez, aunque a los 18 se encontró con el descuento tras una acertada definición de Guerreiro y el desarrollo del partido se modificó.

Tomó la pelota el conjunto de Vicó y obligó a replegarse contra su arco a un Independiente al que se le oscureció aún más el panorama porque a los 25 quedó con un hombre menos por la expulsión de Tula.

Sin embargo, Brown careció de mayores recursos para poner en peligro la victoria del visitante, que aguantó el resultado (tras la expulsión de Tula ingresó el paraguayo Samuel Cáceres por Insúa) y hasta pudo liquidar el pleito a través del ingresado Leonel Miranda.

Independiente tuvo un buen rendimiento en el primer episodio con la astucia de Parra y la calidad del trío Insúa (de buen regreso), Montenegro y Pisano, y pese a no mostrar su mejor versión en la segunda mitad se llevó una victoria importantísima en el primer partido oficial de este año.

noticias relacionadas