Independiente se impuso ante Vélez

Independiente se impuso por 1 a 0 a Vélez Sarsfield, con gol de penal de Silvio Romero a los 19 minutos del segundo tiempo, en el partido jugado en el estadio Libertadores de América por la primera fecha de la zona A de la Copa de la Superliga.

En medio de un despoblado “Libertadores de América” a raíz de la medida de prevención adoptada para evitar la propagación del coronavirus, Independiente se impuso a Vélez Sarsfield por la mínima diferencia, al cabo de un aceptable encuentro disputado esta tarde en Avellaneda, en el marco de la primera jornada de la Zona A de la Copa Superliga.

Silvio Romero, a los 19 minutos del complemento a través de un penal, marcó la diferencia a favor del conjunto que dirige Lucas Pusineri.

En medio de un desarrollo parejo, el dueño de casa asomó como algo más compacto y venció con total legitimidad, pese a resultar favorecido por la sanción de un penal que solo existió en la frondosa imaginación del juez de la contienda.

Al terminar de peregrinar por un reciente torneo que lo mostró en una versión muy deslucida, el “Diablo” se programó para intentar capturar este nuevo certamen ante un “Fortín” que tuvo como guía estratégico desde el banco de suplentes a Guillermo Moriggi en reemplazo del renunciante Gabriel Heinze, coyuntura que pareció afectar anímicamente a un visitante que no tuvo ni la frescura ni el cambio de ritmo de otrora.

El primer tiempo tuvo un desarrollo equilibrado pero con pocas aproximaciones a los arcos. Apenas un mayor control de pelota en el local no alcanzó a disimular cierta impericia del “Rey de Copas” para alterar la tranquilidad de Lucas Hoyos, circunstancia que el “Rojo” solucionó medianamente al encontrar algunos espacios en el complemento que la formación de Liniers no le daba en la primera parte.

En una maniobra muy discutida por el arquero Lucas Hoyos, este, según criterio del árbitro Vigliano, le cometió una supuesta infracción a Bustos que a ciencia cierta nunca existió ya que se advirtió claramente que el propósito del defensor era el de tirarse y porque además Hoyos retrajo sus manos justamente para no impactar en su humanidad.

El penal mal ejecutado por Silvio Romero y que el citado guardavallas estuvo a punto de contener, le otorgó al anfitrión la tranquilidad necesaria como para intentar alargar la diferencia a través de alguna réplica, generalmente mal definida por el tan encarador como empecinado juvenil Velasco.

Un Vélez desnortado que parece sentir saudades por varios inoportunos alejamientos de su plantilla, no alcanzó a generar una sola jugada de riesgo que lo ponga a tiro de una igualdad, que a decir verdad nunca mereció al fracasar el irregular Centurión y el juvenil Almada en sus funciones específicas.

noticias relacionadas