Incautaron más de 2.500 toneladas de alimentos fraudulentos en un operativo conjunto entre 47 países

Entre los alimentos secuestrados hay mozzarella, frutillas, huevos, aceite para cocinar y frutos secos, que se encontraron en inspecciones realizadas en tiendas, supermercados y hasta aeropuertos entre diciembre de 2014 y enero de este año.

Fuerzas de seguridad de 47 países incautaron más de 2.500 toneladas de alimentos y bebidas fraudulentos en una operación coordinada por Interpol y Europol, informó esta última fuerza en un comunicado.

A modo de ejemplo, funcionarios italianos secuestraron 31 toneladas de pescados y mariscos que se vendían como frescos pero que en realidad fueron congelados con químicos, mientras que en Sudán del Sur cerraron una embotelladora de agua sin licencia.

De los cerca de 275 mil litros de bebidas recuperados en todas las regiones, aquellas con alcohol están entre los productos más incautados, como ocurrió en el Reino Unido donde se allanó una planta que falsificaba la venta de una marca conocida de vodka donde encontraron 20.000 botellas vacías listos para el llenado.

«Los resultados del operativo reflejan claramente la amenaza que representa el fraude alimentario, ya que afecta a todos tipo de productos y a todas las regiones del mundo», señaló el coordinador de Europol para las actividades en Europa, Chris Vansteenkiste.

«La cooperación a nivel nacional e internacional es indispensable para detener a las redes criminales involucradas en este negocio», añadió el directivo de la fuerza con sede en la localidad de La Haya.

El jefe de Interpol para tráfico ilícito de bienes, Michael Ellis, dijo que «la comida y bebida fraudulenta representa una amenaza real para la salud y la seguridad», y añadió que algunos de los bienes retirados de la circulación podrían haber llegado a causar la muerte de los consumidores.

Entre los países que participaron del operativo estuvieron Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay.

noticias relacionadas