Hallan dos cuerpos y suman 17 los fallecidos tras el derrumbe de tres edificios en Río de Janeiro

El número de víctimas fatales por el derrumbe de tres edificios en la zona céntrica de Río de Janeiro que se produjo el miércoles pasado, aumentó a 17 tras el hallazgo de dos nuevos cuerpos entre los escombros, informaron fuentes locales.

Los dos cuerpos fueron encontrados esta madrugada por los equipos de rescate, en tanto falta hallar aún cinco desaparecidos más que permanecen bajo los escombros, según la lista elaborada por los familiares de las personas que se encontraban en los edificios al momento del accidente, precisó la Agencia Brasil.

Por su parte, los expertos que participan de la operación de búsqueda dicen que ya no es capaz de identificar los cuerpos por el avanzado estado de descomposición.

En el Instituto de Medicina Legal (IML), ocho fueron reconocidos por sus familiares y nueve están aún sin identificar.

El secretario de Defensa Civil de Río de Janeiro, Sergio Simoes, dijo que a partir de ahora la búsqueda se realizará sin el uso prominente de maquinaria pesada como retroexcavadoras y palas, y que se continuará en forma manual.

El funcionario dijo que hay pocas posibilidades de encontrar a alguna persona con vida ya que pasaron más de 60 horas desde la tragedia.

“Lamentablemente, no creemos que haya supervivientes. Todos los cuerpos estaban muy heridos, lo que demuestra que hubo un impacto muy fuerte de la estructura. No hemos retirado ningún cuerpo que no presentara algún tipo de trauma”, dijo.

Durante esta madrugada llovió en Río de Janeiro, lo que facilitó la labor de los rescatistas porque ayudó a reducir el polvo en el lugar.

A su vez, los bomberos de la Agrupación de Búsqueda y Salvamento (GBS) concentraron su búsqueda cerca de las escaleras y en el sótano del Edificio Libertad, el mayor de los tres que se derrumbaron, con 20 pisos.

Según el alcalde Eduardo Paes, hasta ayer habían sido retiradas 15.000 toneladas de escombros, correspondientes al 80% del total.

La tragedia, que llevó al gobernador de Río, Sergio Cabral, a decretar tres días de duelo en el estado, generó conmoción en Brasil y desconcierto entre los expertos, que buscan determinar la causa del derrumbe ocurrido cerca del centro histórico de la ciudad que recibirá la final del Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Según el alcalde, todavía no hay “respuestas definitivas” sobre la causa del desastre.

A su vez, el presidente del Consejo de Arquitectura y Urbanismo (CAU) de Río, Sydnei Menezes, se manifestó perplejo ante el accidente, ya que, según apuntó, no hubo ninguna señal de problemas estructurales en los edificios antes del derrumbe, sino que “hubo un colapso fulminante de la estructura, fue un hecho inédito”.

Menezes consideró poco probable que el derrumbe de los tres edificios de oficinas, de 20, 10 y 4 pisos, haya sido causado por una inestabilidad del terreno donde fueron construidos en la primera mitad del siglo pasado.

“Los demás edificios ubicados alrededor del lugar del desastre no se vieron afectados, ni siquiera el Teatro Municipal, que es una obra de 1904”, expresó.

La policía, que empezó a investigar ayer el accidente, considera hasta ahora como más probable la hipótesis de que el edificio más alto, de 20 pisos, se haya derrumbado a raíz de problemas en la estructura causados por obras de reforma realizadas por sus ocupantes en por lo menos dos de sus plantas.

noticias relacionadas