Grecia: el ajuste hace naufragar otro intento por formar gobierno

Fracasó el tercer intento de formar gobierno después que la Coalición de Izquierda Radical no acordara con los defensores del ajuste. «El pacto de ahorro fue condenado por el pueblo y ningún gobierno puede continuar con él», señaló Tsipras.

El jefe del socialismo griego (PASOK), Evangelos Venizelos, fracasó hoy en el tercer intento de formar un gobierno en el país heleno, luego de reunirse con el líder de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza).

La tentativa de formar un gobierno de coalición en Grecia fracasó hoy después de que la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) manifestó no estar dispuesta a formar una alianza con los conservadores, el PASOK (socialistas) y el pequeño partido Izquierda Democrática.

«El PASOK y los conservadores intentan formar un gobierno que continúe el programa de ahorro. Ambos partidos enviaron cartas a la señora (canciller alemana Angela) Merkel y a la señora (jefa del FMI Christine) Lagarde en las que aceptan el programa de ahorro», aseguró el líder de Syriza, Alexis Tsipras, en la televisión griega.

«El pacto de ahorro fue condenado por el pueblo y ningún gobierno puede continuar con él», señaló Tsipras, citado por DPA, quien consideró que deben anularse las medidas de ajuste adoptadas, acordadas con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Venizelos, quien recibió el encargo del presidente de formar gobierno tras fracasar los intentos de conservadores e izquierdistas radicales, se reunió con Tsipras para tratar de cerrar un acuerdo.

La palabra la tiene ahora el presidente Karolos Papoulias, que, tal como establece la Constitución, debe llevar adelante conversaciones con los líderes de todos los partidos para buscar un posible acuerdo. Si fracasa en este intento, se deberán convocar nuevas elecciones para junio.

Con el rechazo de la Izquierda Radical, las chances para la formación de un gobierno de coalición son mínimas.

El PASOK, tercero en las elecciones parlamentarias del domingo pasado, recibió el encargo para la formación de gobierno después de que los conservadores y Syriza no lograran acordar previamente una alianza gubernamental.

Previamente, el líder del conservador Nueva Democracia (ND), Antonis Samaras, había anunciado tras un encuentro con el jefe del PASOK, que su agrupación aceptaba formar parte de un gobierno de coalición pro europeo siempre y cuando participara de la alianza Syriza.

«Sólo es posible un Gobierno de salvación nacional con amplio apoyo parlamentario», dijo el líder conservador, insistiendo en que es condición «sine qua non» que la Coalición de Izquierda Radical Syriza apoye al Gobierno de unidad.

La razón del por qué, para Samaras, la izquierda debe estar dentro de la coalición gobernante, radica en que «hay que salvar al país no del populismo del PASOK sino del de Syriza, que es aún más peligroso», tras lo cual definió al líder izquierdista Alexis Tsipras, como «el último bastión del populismo y del parasitismo».

Las tesis del PASOK y del partido Izquierda Democrática (Dimar) son «muy similares» en este tema a las del conservador ND, afirmó Samaras en declaraciones a la televisión.

«Estamos dispuestos a apoyar a ese gobierno o a permitir un gobierno en minoría», dijo.

Juntos, los tres partidos podían alcanzar los 168 votos en el Parlamento de 300 escaños, es decir una cómoda mayoría. De todas formas, el líder de Dimar, Fotis Kouvelis, dijo que sólo integrará un Ejecutivo con los socialistas si también está presente la Coalición de la Izquierda Radical

noticias relacionadas