«Feliz Día de la Industria»

Comunicado de la Unión Industrial de Avellaneda.

En 1949 se conmemoró por primera vez esta fecha en nuestra ciudad, nosotros lo haremos en el Año del Bicentenario de nuestra Patria, nuevamente; como cada año

La primera exportación se realizó hacia Brasil, fue en 1587 cuando la nave “San Antonio” transportó telas, hilados y bolsas de harina. Este hecho dio origen a la Aduana. Muchos años después, desde 1941 quedó establecido el 2 de septiembre como DIA DE LA INDUSTRIA.

Carlos Pellegrini sostuvo que “Sin industria no hay Nación” en momentos en que el panorama Argentino dirimía el futuro y las características que tendría el país en cuanto a su inserción en los mercados internacionales. Una de las ideas fuerza de Pellegrini radicó en que no debía el productor quedarse en el proceso de comercializar la materia prima, sino que era necesario agregarle industrialización – manufactura-a lo obtenido. La mano de obra como sabemos es fundamental para obtener mejores resultados a la hora de poner los productos en el mercado. No había que quedarse solamente con el fruto de la tierra para comercializar, expuso Pellegrini.

Fue así como con el devenir del tiempo, Argentina comenzó a manufacturar su producción, aunque sabemos que hay sectores que aún podrían generar productos con mayor valor agregado para ofrecer al mundo, estamos en marcha. La industria se convirtió en una de las columnas vertebrales del crecimiento económico, de desarrollo tecnológico y científico del país.

En la actualidad los sectores empresarios e industriales que trabajamos reunidos en cámaras y ONGs, somos concientes de la necesidad de ser protagonistas de los cambios que se suceden a raíz tanto de la globalización, como de la implementación de políticas de los diferentes gobiernos. También sabemos que se requieren cambios en la “cultura industrial”; y cuando digo esto me refiero a la necesidad de ser socialmente responsables ante una comunidad que espera algunos gestos de parte del empresariado, además de la necesidad de salir a competir con productos de primera línea y a precios competitivos.

También, cuando hablamos de una cultura industrial creo que es necesario que tomemos en cuenta que en muchos casos – sino todos- las inversiones dan resultado en el mediano y largo plazo; por ello debemos ser concientes de que las inversiones son justamente eso. Y al hablar de inversión creo que debemos destacar la necesidad de ella en el factor humano a través de su capacitación, como eje fundamental del crecimiento de cualquier sector productivo.

Para generar industrias competitivas somos concientes de que debemos adecuarnos a los cambios que imponen los tiempos: ya sean los cambios tecnológicos, el cuidado del medioambiente, la innovación cotidiana, la planificación ordenada de objetivos y metas, los requisitos para competir en mercados internacionales, las alianzas estratégicas, la mejora de los procesos productivos, la responsabilidad social empresaria y tantos otros factores que se relacionan al recurso humano, y a la situación social del país. Son muchas las variables que nos hacen empresarios serios y responsables.

Estamos en situación de generar una manufactura de excelencia. Desde esta premisa debemos entre todos tener esa categoría como meta. Creo que no solamente nuestro negocio debe ser rentable, sino que además es muy bueno estar orgullosos por hallarnos entre los mejores.

Es por ello que en el Día de la Industria y todos los días, buscamos desde esta casa, nuestra Institución la Unión Industrial de Avellaneda, formarnos con ideas que tiendan a la excelencia, con ganas de crecer y generar empleos nuevos, con el objetivo también de devolver un poco de aquello que la vida nos ha dado y volcarlo en la sociedad: en los sectores más postergados. Y por ello colaboramos desde la institución y desde cada empresa con convenios que hacen posible la capacitación de jóvenes que desean insertarse en el mercado laboral.

Es nuestro deseo que cada día que pase seamos fieles a los principios de ética que exige nuestra formación para poder ser empresarios que buscan el crecimiento personal, pero siempre con la idea de compartir esa evolución con todos los sectores de la sociedad de manera tal, que podamos construir entre todos el país que tanto anhelamos.

En nuestra ciudad se celebró por primera vez el Día de la Industria en el año 1949. Allí una cena de empresarios organizada por la asociación Amigos de la Ciudad de Avellaneda reunió al empresariado del momento. En la misma estuvo presente el Ministro de Hacienda Dn. Luis Francés, quien dio un discurso de la misma forma que el Intendente Aphalo; quien hizo referencia a la política industrial que estaba desarrollando el Gobernador Domingo Mercante. En el Anuario del Diario la Libertad cuyo recorte adjuntamos dice en su copete “La feliz iniciativa merece perpetuarse en años venideros”. Han pasado varias décadas y en Avellaneda, ciudad industrial por excelencia, un año más nos reuniremos a festejar nuestra fecha.

Feliz Día de la Industria para todos quienes conformamos esta fuerza motora que hace posible el crecimiento del país.

Alejandro Lococo – Secretario
Alberto S. Santoro – Presidente

Av. Hipólito Yrigoyen 355 – Avellaneda – Tel / Fax 4201-5477/4222-7814/7400
www.uiavellaneda.org.ar

noticias relacionadas