Excarcelan a cuatro acusados por el crimen del hincha de Racing

La Cámara del Crimen ordenó excarcelar a cuatro de los acusados del crimen de Nicolás Pacheco, el periodista partidario de Racing que en enero apareció asesinado a golpes en la pileta de la sede de ese club en el barrio porteño de Villa del Parque.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la medida benefició a Enrique Rulet (28), alias «El boxeador»; Juan Carlos Rodríguez (22), alias «el Turu; y Aníbal Domínguez Butler (56), alias «Vaquero»; quienes seguirán procesados por del delito de «homicidio».

Mientras que el cuarto imputado, Patricio Reynoso Gerson (32), está procesado por «encubrimiento» y quedó excarcelado bajo «caución juratoria», según explicó a Télam su abogado defensor Sergio Doutres.

Por su parte, a Rulet, Butler y Rodríguez la Cámara les fijó como condición para que recuperen su libertad una caución real de entre 15.000 y 30.000 pesos.

Según las fuentes, los cuatro recibieron la excarcelación ya que los camaristas entendieron que no existen «riesgos procesales», es decir, que no se van a escapar ni entorpecerán la investigación.

Por su parte, la jueza de instrucción porteña María Gabriela Lanz había dictado el mes pasado el procesamiento con prisión preventiva de los cuatro imputados y liberado por «falta de mérito» al vigilador Marcelino Pedro Luis Lemo (36).

Según la magistrada, Rulet, Butler y Rodríguez compartieron con la víctima un asado durante la noche del crimen y fueron los «coautores» del homicidio; mientras que Reynoso Gerson -quien era el responsable de la murga de Racing y dormía en el predio-, y Lemo -que se encontraba en el lugar- encubrieron lo sucedido.

Tanto Reynoso Gerson como el vigilador Lemos declararon ante la Justicia que ellos no estuvieron presentes en el asado y que los otros acusados los fueron a despertar para pedirles ayuda porque la víctima había aparecido muerta en la pileta.

Pacheco (32) fue hallado por la Policía muerto y vestido sólo con calzoncillos, alrededor de las 6.30 del 24 de enero en la pileta de la sede social del club ubicada en Nogoyá al 3000 de Villa del Parque, donde había compartido un asado en el sector de parrillas.

Si bien en un principio se especuló con la posibilidad de que Pacheco había muerto de forma accidental al apartarse del grupo y caerse desde un sobretecho al sector de la pileta, el fiscal Marcelo Retes determinó que había sido asesinado en una pelea.

Los imputados que habían estado en el asado declararon que al advertir la ausencia de Pacheco y ver que había dejado su celular, sus ojotas, sus bermudas y su remera en el sector de parrillas lo buscaron en la pileta, lo vieron sumergido e inmóvil en el fondo, lo sacaron del agua e intentaron reanimarlo sin éxito.

No obstante, la autopsia estableció que la víctima presentaba lesiones compatibles con una paliza y no con una caída accidental a la pileta.

Según los forenses, la causa de muerte de Pacheco fue una fractura de cráneo, pero que además presentaba múltiples escoriaciones, contusiones compatibles con signos de ataque y defensa y un par de costillas fracturadas.

Además, la data de muerte y el testimonio de una vecina que vivía en un edificio lindero al natatorio y alrededor de las 3 de esa madrugada escuchó gritos, una pelea y el sonido de algo que caía al agua, complicaron la versión de los imputados.

noticias relacionadas