Escuchas: un funcionario relató ante la comisión investigadora su reunión con el espía Ciro James

El secretario de Política Criminal de la ciudad, Agustín Gamboa, afirmó ayer ante la comisión investigadora especial que evalúa las responsabilidades en las escuchas ilegales, que se reunió con el ex policía Roberto Ontiveros y con el espía Ciro James por pedido del ex comisario, Jorge «Fino» Palacios.

«En ese encuentro que se realizó en mi despacho la conversación giró en torno a cuáles eran las funciones del ministerio público fiscal y Ontiveros, por ejemplo, quiso saber también cuáles eran los delitos que a nosotros más nos preocupaban», contó Gamboa.

El funcionario sostuvo que en una ocasión en la que el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, se reunió con integrantes de Ministerio Público Fiscal se encontró allí con Palacios, a quien conocía de antes, porque según dijo trabajó durante muchos años en la Justicia Federal.

En esa ocasión Gamboa indicó que Palacios, que ya era el jefe de la Policía Metropolitana, le habló sobre la importancia de que futuros integrantes de la fuerza pudieran interiorizarse sobre la función de los fiscales y de qué manera podían interactuar.

En ese marco es que posteriormente Palacios le pidió por teléfono que recibiera a Ontiveros para profundizar sobre el tema y que cuando se hizo la reunión el policía Ontiveros se presentó acompañado por una persona que se indentificó como Ciro James.

Gamboa indicó que James casi no participó de la conversación y que se limitó a escuchar, lo que provocó risas de los presentes.

Asimismo el funcionario precisó que su tarea es la de interactuar con las diferentes fuerzas de seguridad y que cuando se reunió con Ontiveros y James se lo comentó a su superior Germán Garavano, que es el Fiscal General de la ciudad.

Según Gamboa, se reunió con Ontiveros y James en el entedimiento de que se iban a incorporar a la Policía Metropolitana y en el área de Investigaciones «pero no me dieron más detalles», aseguró.

Gamboa fue llamado a declarar como testigo en la causa sobre escuchas ilegales que tramita el juez federal Norberto Oyarbide en la que está procesado en firme Mauricio Macri y detenidos, tanto James como Palacios porque en la casa de James encontraron una tarjeta personal suya.

«Si hubiese sospechado que James, Palacios o quien fuere iban a cometer algún delito nunca les hubiera dado mi tarjeta personal y menos una reunión», dijo por último Gamboa.

Antes de empezar su exposición Gamboa declaró bajo juramento decir verdad, ante el secretario del juzgado de Roberto Gallardo, Jorge Corti.

Apenas comenzado el encuentro se vivió un momento de tensión cuando el legislador macrista Martín Ocampo quiso hacer uso de la palabra sin habérsela pedido previamente al presidente de la comisión, Martín Hourest.

Pero la secretaria del pleno, Gabriela Cerruti, le sacó el micrófono de la mano.

Los diputados del PRO tuvieron que esperar hasta el final para hacer uso de la palabra y, entonces, Ocampo le preguntó a Gamboa si cuando se reunió con James sabía que éste tenía un contrato con el ministerio de Educación.

El funcionario respondió categóricamente que «no».

Estuvieron presentes en la reunión de la comisión investigadora los diputados Martín Borrelli, Ocampo, Fernando De Andreis, Lidia Saya, Diego Kravetz, Fernando Sánchez, Fabio Basteiro, Hourest, Eduardo Epzteyn y Rubén Campos. También Marcelo Parrilli, Cerruti y Juan Cabandié.

noticias relacionadas