Escuchas: el macrismo buscará incrementar los miembros propios en la Comisión Investigadora

oficialismo porteño buscará esta semana incrementar la cantidad de miembros propios en la Comisión Investigadora Especial, cuya creación será aprobada el jueves en la Legislatura para estudiar la responsabilidad del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, en el caso de espionaje que condiciona el futuro político del líder del PRO.

El intento del macrismo estará orientado a subir de cuatro a siete los integrantes del espacio dentro de la Investigadora, que, de acuerdo a los dictámenes acordados, contará con 17 diputados en representación de todas las bancadas que confluyen en la Legislatura, incluidos los cuatro monobloques de Encuentro Progresista, Igualdad Social, Nueva Izquierda y el socialismo.

Esta jugada evidencia la resignación del PRO en torno a su iniciativa de avanzar en el proyecto del Juicio Político que pretendía Macri para que los legisladores investigaran su rol en la causa de las escuchas telefónicas por la cual está procesado por el delito de asociación ilícita.

De hecho, la oposición emitió, en el marco de la Comisión de Asuntos Constitucionales, un despacho de mayoría, para archivar el texto que proponía el inicio del procedimiento de enjuiciamiento al jefe de Gobierno, que llegará también al recinto el próximo jueves 12 y que, según fuentes parlamentarias, será aprobado por amplio margen.

Sin embargo, el macrismo intentará, como un último recurso, concretar la apertura del juicio con un giro del tema que vaya directamente a la Sala Acusadora, instancia contemplada en el artículo 92 de la Constitución local, para evitar la votación en el recinto, donde no tiene la cantidad de manos alzadas requeridas para ello.

En principio, la Comisión Investigadora Especial, que será tratada el jueves, tendrá como función averiguar «la responsabilidad que les pueda caber al Jefe de Gobierno, ministros y demás funcionarios del Gobierno de la Ciudad sobre los hechos de espionaje ilegal ocurridos».

Asimismo, contará con un plazo de 90 días hábiles parlamentarios en los que podrá citar testigos, estudiar el expediente de la causa judicial que lleva adelante el juez federal Norberto Oyarbide y hasta terminar con la recomendación para que se ponga en marcha un Juicio Político, algo que, con esos tiempos, ocurriría recién el año próximo.

Para el jueves, el temario que aguarda ser debatido en la sesión ordinaria incluye una citación para Macri a que se presente «en forma espontánea” ante los diputados el próximo 24 de agosto por el caso de espionaje y hasta una iniciativa para que el jefe comunal se tome una licencia en su cargo del Ejecutivo mientras transcurra la causa judicial.

En tanto, sólo un proyecto llegará al recinto con un acuerdo entre el oficialismo y la oposición y está vinculado al pedido de remisión del expediente judicial a la Legislatura, que sirva de consulta a los diputados de la Comisión Investigadora, una vez que esté en funcionamiento.

noticias relacionadas