El único detenido negó haber cometido el crimen de Gastón

Julián Ezequiel Ramón, único detenido por el crimen de su cuñado, el niño Gastón Bustamante, en Miramar, negó haber cometido el homicidio, pero admitió por primera vez haber tocado el televisor en el que se encontraron sus huellas digitales.

Gastón fue asesinado la mañana del 21 de noviembre pasado cuando ingresaron a robar a su casa, ubicada en la calle 27 entre 46 y 48, de Miramar, en momentos en que estaba sólo en el lugar ya que su madre había salido a hacer compras por el barrio.

El niño fue atacado en un dormitorio, lo mataron estrangulándolo con una media y recibió un golpe con un elemento contundente en el cráneo, tras lo cual el asesino le tapó la cabeza con una almohada.

“Yo tengo acreditado que la persona que trasladó el televisor de la habitación a la cocina es la misma que mató a Gastón y las huellas de esa persona están en el televisor”, afirmó el fiscal del caso, Roberto Moure, al término de la declaración de seis horas del imputado.

Moure destacó que la familia de la víctima le manifestó que ese aparato no lo tocaba nadie a excepción de ellos, pero “ahora surge un dato nuevo. Esta persona (por Ramón) recordó una vez que estaba preso que tocó el televisor”.

“Ahora veremos si es verdad o no”, dijo el fiscal, quien ordenó que esta misma tarde personal de la DDI Miramar tome nuevas declaraciones para evacuar las principales citas de la indagatoria de Ramón y compararlas.

Es que -recordó Moure- Verónica, la madre de Gastón, lo primero que advirtió cuando encontró muerto a su hijo en la habitación es que habían llevado el televisor marca Kenia de 14″ de la habitación matrimonial a la mesa de la cocina como para robarlo.

En la indagatoria, el novio de la hermana de Gastón y estudiante de Derecho realizó un descargo sobre los 27 indicios que le imputa el fiscal en su pedido de detención y respondió tanto las preguntas del representante del Ministerio Público como de su abogado defensor, Alejandro Borawski.

Luego de la indagatoria, el joven mantuvo un breve contacto con sus padres y su hermana, a quienes les dijo que se quedaran “tranquilos”, y luego fue trasladado a la comisaría de Necochea, donde permanecerá detenido.

Además, Ramón estuvo con su novia Rocío, hermana del niño asesinado, quien volvió a reiterarle su apoyo y dijo que lo acompañará “donde esté”.

“Si esto sirve para que se siga trabajando a fondo en la causa y se esclarezca…porque Julián es inocente y Julián va a salir porque es inocente, pero acá no nos olvidemos que a Gastón no lo tenemos más y estamos sufriendo dos familias”, dijo el padre del detenido.

Antes de ser interrogado, Ramón hizo un relato espontáneo acerca de lo que hizo el día del crimen y la noche anterior, cuando estuvo en la casa de Gastón porque era el cumpleaños del niño cenando una parrillada.

Durante ese festejo, el padre de la víctima le pidió a su hija Rocío que fuera a renovar un plazo fijo y sumara cinco mil pesos que tenía guardados.

Según la pesquisa, Ramón se enteró de que su novia tenía que realizar ese trámite bancario y es uno de los indicios que llevó al fiscal a considerar que el imputado fue a la casa a robar el dinero y que, al encontrarse con Gastón que ese día no había ido al colegio, lo mató para que no lo delatara.

Según el defensor Borawski, su cliente “no tiene deudas” y en la declaración “habló de su situación económica, la hoja que se le secuestró en el allanamiento en su domicilio (en la que decía que le faltaban 20.000 pesos), sus ingresos y su trabajo”.

Sobre esa plata, Moure dijo que el imputado dio como explicación que era la suma que tenía que juntar para comprar un auto.

Ramón también habló de la gran cantidad de veces que concurrió a ver a los investigadores del caso para ver cómo marchaba la investigación, situación que finalmente también se convirtió en otro indicio en su contra y su abogado negó que haya incriminado a la madre de la víctima en el crimen.

Hoy se conoció que los cuatro máximos responsables policiales de la investigación por el crimen declararon en el expediente que Ramón los acosaba constantemente para conocer detalles de la investigación.

noticias relacionadas