El tren de cargas volvió a conectarse con el puerto después de 20 años

La sede portuaria de la Ciudad de Buenos Aires fue reconectada con el ferrocarril para optimizar el transporte de mercaderías destinadas a la exportación y descongestionar el tránsito en la zona de Puerto Madero.
Comprende un trazado de 700 kilómetros y pasa por la localidad de Avellaneda.

La iniciativa se concretó gracias al trabajo conjunto entre el gobierno nacional y el sector privado -argentino y brasileño- por un total de 15 millones de pesos, explicó el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi.

«Esto permitirá desarrollar la sustentabilidad del puerto de Buenos Aires, y que la carga que viene de Bahía Blanca ingrese a la zona portuaria a través del ferrocarril, sin camiones, y en horarios interesantes para no generar complicaciones al tránsito», explicó el funcionario.

Se trata de alrededor de «40 mil contenedores que entrarán y saldrán sin utilizar vehículos, y podrán a su vez subir directamente del ferrocarril al barco», amplió.

Según el funcionario, «esto permitirá ganar en costos y competitividad para los empresarios, un elemento de valor que a la vez mejora la industria e incentiva a los exportadores».

Por otro lado, explicó que «aumentará un 4 por ciento la mercadería habilitada para el transporte», que comprende en este caso un trazado de 700 kilómetros y comienza en Bahía Blanca recorriendo el sur de la provincia de Buenos Aires, pasando por las localidades de Ingeniero White, Olavarría, Las Flores, Avellaneda, y de ahí ingresa a la Ciudad.

noticias relacionadas