El río Luján bajó más de 55 centímetros desde el pico de ayer y sigue la búsqueda del adolescente desaparecido

En tanto, los damnificados permanecen en los centros de evacuados instalados en la ciudad homónima bonaerense y continúa la búsqueda del adolescente que desapareció durante la crecida.

El cauce alcanzó los 4,76 metros hoy a las 10 de la mañana, 56 centímetros menos que el pico que se dio ayer a las 14 cuando el agua trepó a la marca de 5,32 metros y alcanzó la Basílica, pese a que hoy volvieron a caer precipitaciones en la zona.

“Las aguas están bajando lentamente, aunque todavía la gente no puede volver a casa y hay aproximadamente 200 evacuados, sin contar los que se autoevacuaron”, indicó a Télam una fuente de los Bomberos Voluntarios de Luján.

La fuente también precisó que esta mañana retomaron la búsqueda de Nahuel Reyes, un adolescente de 14 años que desapareció ayer en la zona de Pueblo Nuevo (Jáuregui) cuando se bañaba junto a otros amigos.

Explicó que hay alrededor de 15 buzos que pertenecen a Bomberos, Prefectura, Defensa Civil y Policía Bonaerense «abocados a a la búsqueda y rescate».

“Tenemos datos recabados, pero tanta cantidad de agua y correntada dificulta la búsqueda”, indicó.

“El río es dificultoso en sí pero se trata de una zona que se limpió con la crecida y donde hay muchos arboles”, agregó.

María Eva Reyes, madre de Nahuel, explicó que el adolescente estaba jugando en el río junto a un hermano y otros amigos cuando se resbaló y cayó.

“Mi otro hijo vio que lo llevaba la correntada”, indicó en declaraciones radiales que reproduce el portal de noticias local Luján en Línea.

La mujer, madre de cuatro chicos, contó que al momento de desaparecer, Nahuel vestía una remera roja con un dibujo de Los Simpsons, un jogging celeste con una raya al costado y botas azules.

“Como toda madre tengo esperanza” que aparezca, declaró.

noticias relacionadas