El Papa Benedicto XVI oficia una misa ante miles de jóvenes en el centro de Madrid

Tras haber sido recibido por el alcalde de la ciudad, quien le entregó las llaves de la capital, el Sumo Pontífice volvió a subirse al papamóvil para bajar hasta la Plaza de Cibeles, donde ahora oficia una misa para los jóvenes. Antes habló sobre la situación económica.

Antes de oficiar la ceremonia, el santo padre brindó un discurso en todos los idiomas para agradecer la presencia y el recibimiento «lleno de amor» de todos los fieles.

En tanto, dos jóvenes habían leído también en varios idiomas, un mensaje dedicado a él.

Después el recibimiento oficial, el Santo Padre saludó a diez jóvenes representantes de cada uno de los cinco continentes y cruzó a pie la emblemática puerta, momumento del siglo XVIII, que era una de las antiguas puertas de entrada a la capital de España, acompañado por todos ellos.

Los jóvenes entregaron a Benedicto XVI distintos presentes como un pequeño olivo, antes de que el Santo Padre pudiera disfrutar de una demostración ecuestre de caballos españoles.

El Papa Benedicto XVI fue el segundo en recibir las llaves de la ciudad que el alcalde de Madrid se encargó de entregarle.

noticias relacionadas