El Gobierno recordó a Cafiero como un dirigente que “ha ofrecido su vida al servicio de la República”

El Ejecutivo oficializó hoy los dos días de duelo nacional por la muerte de Antonio Cafiero, a quien definió como un “histórico dirigente” que fue “fiel a sus ideas hasta el presente”.

La medida fue publicada en el Boletín Oficial a través del decreto 1835, donde además se establece que mientras dure el duelo la bandera permanecerá izada a media asta en los edificios públicos.

En los considerandos, el decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández del Kirchner y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, hace una cronología de la carrera de Cafiero, quien murió ayer a los 92 años, y subraya que “consagró su vida a la actividad política y a la democracia, siendo fiel a sus ideas hasta el presente”.

El texto recuerda que “nació en el año 1922 en Buenos Aires, recibiéndose de contador público en la Universidad de Buenos Aires en 1944, alcanzando el título de doctor en Ciencias Económicas”.

También, que “siendo tan solo un joven, Cafiero comenzó su actividad dentro del peronismo con la movilización del 17 de octubre de 1945, hito fundamental de la historia argentina”.

“Hombre de vasta y destacable trayectoria en la función pública, la misma se inició en el año 1948 como consejero financiero en la embajada argentina en los Estados Unidos, siendo posteriormente director del Departamento Socioeconómico del Ministerio de Relaciones Exteriores y, en 1952 fue designado por el presidente Juan Domingo Perón al frente del Ministerio de Comercio Exterior”, subraya luego.

Asimismo, continúa, “en 1973, con el retorno de la democracia, fue presidente de la Caja Nacional de Ahorro y Seguro, para el año siguiente ser nombrado secretario de Comercio de la Nación y posteriormente interventor federal de la provincia de Mendoza”.

En tanto, “en el año 1975, fue ministro de Economía de la Nación y luego embajador ante la Santa Sede en 1976, cargo al que debió renunciar debido al golpe militar de ese año, siendo privado de su libertad a su regreso a la República Argentina”.

Por otra parte, el decreto destaca que Cafiero “en las elecciones legislativas de 1985, fue elegido diputado nacional hasta 1987, año en el cual tuvo una actuación destacada apoyando al gobierno de Raúl Alfonsín durante el levantamiento carapintada que puso en riesgo la democracia argentina”.

“En ese mismo año 1987, sería elegido gobernador de la provincia de Buenos Aires y senador nacional por los períodos 1993/2001 y 2002/2005”, y también “se desempeñó brevemente como jefe de Gabinete de Ministros en tiempos de crisis institucional”, agrega la norma.

Además, indica que “también corresponde hacer mención a su actuación internacional, habiendo estado a su cargo la representación de nuestro país ante Bélgica, la Comunidad Económica Europea, la Santa Sede y Chile”; y “destacar el ejercicio desde el año 2005 de la presidencia de la Conferencia Permanente de los Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal)”.

En el párrafo dedicado a su vida en el ámbito partidario, el texto recuerda que Antonio Cafiero “ocupó diversos cargos, entre los cuales pueden señalarse: secretario político del Consejo Superior en el año 1962 y luego coordinador del Movimiento Nacional Justicialista, siendo nombrado posteriormente secretario político del Consejo Superior del Partido Justicialista y, ya en 1971, director del Consejo de Planificación del mismo”.

Además, “fue nombrado presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista de Buenos Aires y presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista”, completa.

Finalmente, el decreto concluye que “como puede evidenciarse de lo señalado precedentemente, este histórico dirigente ha ofrecido su vida al servicio de la República”.

noticias relacionadas