El gobierno griego afirma que la adhesión al canje ronda el 80%

El canje de deuda griego habría obtenido 85% de aceptación de los acreedores emitidos por la legislación helena, lo que implicaría que en total la operación superaría 80% de adhesión, según los números preliminares en danza tras el cierre de la operación.

Los datos definitivos oficiales se conocerán en las primeras horas de mañana.

La noticia de la culminación exitosa de la mayor reestructuración de deuda pública de todos los tiempos, abre el juego para que el gobierno en Atenas pueda recibir un segundo paquete de ayuda por valor de 130.000 millones de euros y evitar así la suspensión de pagos, de parte de la troika compuesta por el FMI, la Comisión Europea, y el Banco Central Europeo.

La prensa internacional citó fuentes del gobierno heleno para el cálculo de la adhesión, si bien el oficialmente se limitó a decir que la operación superó el 75% de aceptación.

El primer ministro griego, Lukas Papademos, dijo hoy que esperaba «la máxima participación» al destacar que la oferta supone «grandes incentivos para el canje de bonos» y en un «contexto adecuado».

Cerca de 177.000 millones de euros de los 206.000 millones de euros de deuda privada afectada por la quita griega corresponde a bonos que están bajo la soberanía griega.

Al haberse garantizado el 75% de adhesión, Atenas ya estaría en disposición de activar las cláusulas de acción colectiva (mecanismo diseñado para forzar el intercambio) si fuese necesario, al resto de los acreedores, si bien resta conocer el número definitivo para saber si la operación alcanza o supera el 90%, lo que sería considerado un éxito casi total.

Las Cláusulas de Acción Colectiva -introducidas retroactivamente en los bonos por el Parlamento griego- sólo pueden aplicarse a los bonos emitidos bajo la ley griega (el 86% del total).

El gobierno griego informó esta tarde que cuenta con el acuerdo de al menos un 75 por ciento de los tenedores privados de bonos soberanos.

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, fue quien realizó esta tarde el anuncio, en el marco del proceso de canje de deuda que concluye durante esta jornada, según señala un cable de la agencia DPA.

«Acabamos de superar el 75 por ciento y la cuenta sigue ascendiendo», declaró un funcionario del Ministerio de Finanzas, convencido de que incluso se podría llegar a contar con el acuerdo del 80 por ciento de los titulares privados en el marco de la propuesta de quita de deuda helena.

En la tarde de hoy, fuentes del gabinete de Finanzas adelantaron al diario Financial Times que el porcentaje llegará hasta el 80%. Y varios diarios helenos habían apuntado esta misma cifra, hasta 85%, según medios especializados.

Los datos oficiales serán publicados a las 3 de la madrugada de la Argentina, un par de horas antes de que abran los mercados en Europa.

El Instituto Internacional de Finanzas (IFF), institución que agrupa a los acreedores privados internacionales, también dio a conocer su satisfacción con la respuesta recogida por el canje.

Su director, Charles Dallara, llegó a asegurar que la participación de los acreedores «será altísima», aunque no se puede confirmar que vaya a llegar al 90%.

Si se consigue un 90% del total, Atenas podría cubrir el otro 5% con un default selectivo sobre el 10% restante que no ha decidido acudir a la oferta, especulan en el mercado.

En total, Grecia tiene una deuda con inversores privados y públicos de 350.000 millones (más del 160% del PIB) y el objetivo de la quita es reducir esa cifra a un 120% del PIB en 2020.

De los 350.000 millones, 206.000 están en manos de inversores privados y son los susceptibles de ingresar al canje que culminó hoy.

De esos 206.000 millones, un 86% (177.000 millones) están bajo la Ley Griega y un 14% (19.000 millones), bajo la ley internacional.

Estos últimos, tiene legislación londinense, en su mayoría, y podrían ser los holdouts del canje griego.

Del resultado final que se informará mañana, dependerá si la sociedad que regula los derivados de los CDS, (Credit Default Swaps), decide si se alcanzó o no un evento de default, para evaluar la activación de los temidos seguros contra la quiebra helena.

noticias relacionadas