Dos policías murieron al enfrentarse con ocho delincuentes en Panamericana

Dos policías fueron asesinados ayer a balazos y otros dos resultaron heridos, al tirotearse con un grupo de delincuentes que intentó robar un blindado que llevaba 20 millones de pesos, sobre la autopista Panamericana, a la altura de la localidad bonaerense de Garín.

Fuentes policiales informaron a Télam que los asaltantes -entre 8 y 12, que se movilizaban en al menos cuatro vehículos y estaban armados con fusiles y escopetas- huyeron sin apoderarse de la millonaria suma que custodiaban las víctimas.

“Estamos ante un episodio prácticamente sin antecedente”, expresó anoche el gobernador bonaerense Daniel Scioli, en una conferencia de prensa junto a las máximas autoridades de Justicia y Seguridad de la provincia.

El hecho ocurrió ayer por la tarde, alrededor de las 14, en el kilómetro 37 de la Panamericana, ramal Campana, mano hacia el norte, a la altura de Garín, partido de Escobar, donde transitaba un camión de caudales del Banco Provincia con dos móviles policiales de apoyo.

“El camión de caudales tenía como destino (la ciudad bonaerense de) San Nicolás e iba escoltado por personal de esa zona que cumplía funciones de policía adicional”, indicó el superintendente Salvador Baratta, subjefe de la policía provincial.

Según Baratta, los dos patrulleros hacían “lo que en la jerga se llama: `trasladando el camión desde la parte trasera`”, por lo que iban “encolumnados detrás del camión”.

“Venían tres policías en cada patrullero más personal de custodia en el blindado, por lo que era una nutrida guardia”, explicó el jefe policial.

Los voceros policiales indicaron que cuando el blindado y los patrulleros transitaban cerca del límite con Ingeniero Maschwitz, fueron emboscados por los delincuentes protegidos con chalecos antibalas y armados con fusiles FAL y escopetas Ithacas.

“Los delincuentes, sin mediar palabra ni tratar de frenar el paso, comenzaron a agredir a los dos conductores de los patrulleros que fueron asesinados”, contó el superintendente.

Los dos policías muertos en el lugar fueron identificados esta tarde por la fuerza como el subteniente Rubén Darío Fangio y el teniente Darío Fabián García, cuyos cuerpos fueron remitidos a la morgue del Departamento Judicial Zárate-Campana para que se les practique las correspondientes autopsias.

“A primera vista, vemos disparos en la zona de la cabeza”, describió Baratta sobre los impactos que recibieron los efectivos pertenecientes a la Guardia de Infantería de San Nicolás.

Tras el ataque contra Fangio y García, los otros cuatro policías y, aparentemente, también los custodios que iban en el blindado, repelieron la agresión, por lo que se produjo un intenso tiroteo, en el que hubo al menos 20 disparos de FAL contra el blindado.

A raíz del enfrentamiento, dos de esos policías resultaron heridos, y a uno de ellos “le arrancaron un dedo de una mano de un escopetazo”, dijo a Télam un jefe policial.

Los lesionados fueron trasladados luego al Hospital Churruca, en esta Capital Federal, y al de General Pacheco, en Tigre.

“El sargento Lafalce ha salido exitoso de su operación y ha perdido apenas media falange de su dedo anular. Mientras que Fernando Daniel Descalzo tiene una herida leve y fue dado de alta”, precisó esta noche el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense Ricardo Casal.

Baratta, en tanto, precisó que “la resistencia, podría decirse heroica, del personal puso en fuga a los delincuentes”.

Los asaltantes escaparon sin concretar el robo y abandonaron en la colectora un Volkswagen Gol, con dos escopetas en el interior, por lo que se sospecha que alguno de ellos estaría herido.

“Recién empezamos la investigación. Así que se va a hacer un chequeo de todas las cámaras de seguridad de la autopista para certificar desde que zona venían (los delincuentes)”, indicó Baratta.

En ese sentido, el gobernador Scioli dijo que “hay imágenes que identifican parte del brutal ataque” y que es estableció que parte de la banda huyó “por la zona de Tortuguitas”.

El superintendente encabezó las diligencias en el lugar del hecho, junto al fiscal Christian José Fabio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Escobar.

Consultado de por qué mataron directamente a Fangio y García si el objetivo de los delincuentes era robar, Baratta expresó: “Creo que los matan porque está en su esencia matar”.

Peritos de la Policía científica levantaron rastros del blindado, que quedó con varios impactos de bala en el parabrisas y sus puertas, sobre la banquina parquizada de la colectora, a pocos metros de los patrulleros, también baleados.

Un jefe de bomberos confirmó que sobre el asfalto se hallaron lo clavos denominados “miguelitos” que arrojaron los delincuentes para pinchar los neumáticos de los vehículos.

A raíz de las tareas, el tránsito en ese tramo de la mano de la Panamericana estuvo cortado hasta cerca de las 18, hasta que el Grupo Halcón se encargó de trasladar los 20 millones de pesos hasta el Banco Provincia de San Nicolás.

noticias relacionadas