Dos mil barilochenses pusieron en marcha una campaña para limpiar de cenizas la ciudad

Alrededor de dos mil vecinos de Bariloche salieron ayer a las calles con palas, carretillas, escobas y escobillones para limpiar de arena y cenizas volcánicas el casco céntrico de la ciudad, en una tarea convocada espontáneamente desde las redes sociales en Internet.

La iniciativa, bautizada como “Bariloche, mi casa”, comenzó a las 9.30 en el Centro Cívico, luego del acto del Día de la Bandera, donde se congregaron más de mil vecinos con herramientas y elementos de limpieza.

Luego del Himno Nacional, desde los parlantes llamaron a quienes aún no se habían registrado para colaborar, y difundieron los mensajes solidarios, grabados por artistas como Ricardo Arjona, Ricardo Montaner, Luciano Pereyra, Sandra Mihanovich y Liliana Herrero, entre otros.

Los organizadores de Red Solidaria, el Club Andino Bariloche, la Municipalidad y otras entidades, fueron distribuyendo a los vecinos en grupos de 20, con un coordinador, y a la vez parcelaron la zona céntrica en sectores con un supervisor a cargo por cada diez grupos.

De esta manera, las “cuadrillas” cubrieron rápidamente una superficie aproximada de 80 manzanas y generaron miles de montañas de material para ser retiradas por camiones municipales y de empresas privadas que se sumaron a la campaña, y que luego trasladaron la arena y cenizas a la cantera municipal.

En el microcentro de la ciudad la tarea fue más intensiva e incluyó las calles, donde confiterías y chocolaterías convidaban a los brigadistas con café y chocolate, en tanto vehículos de empresas y vecinos recorrían el área ofreciendo comida y bebidas calientes.

La convocatoria incluyó a políticos y autoridades municipales de todas las áreas, integrantes de juntas vecinales del ejido urbano, sindicatos, deportistas, artistas, comerciantes, trabajadores de diversos rubros y familias completas, con abuelos y niños incluídos.

El espíritu dominante fue el buen humor y la satisfacción de sumarse a colaborar por la ciudad.

Vanesa Vicente, una de las organizadoras de Red Solidaria, dijo a Télam que “esto es una alegría inmensa, y no sólo lo hacemos por el turismo, que necesita de imágenes así, sino por ver a nuestra ciudad como queremos”.

Además de los vecinos también se anotaron algunos turistas, como el filipino Víctor Santamaría, quien recorre en moto el continente desde Canadá a Ushuaia, y además de sacar fotos agarró una pala. “Es emocionante ver a una comunidad limpiando su ciudad, nunca ví nada igual”, dijo a la prensa.

Los residentes expresaron con humor hasta su sufrimiento.

“Qué buen negocio salir a vender desinflamantes”, dijo uno, y otro confesó: “si me ve mi mujer me mata, tengo que sacar como mil quilos de arena de mi casa todavía”.

Una mujer se enojó con los vecinos de un edificio de 40 departamentos cuyo frente no presentaba ninguna huella de limpieza: “Mirá si no pueden juntar para contratar a una persona aunque sea, además de descuidados son poco solidarios con tantas personas que están desempleados y les vendría muy bien este trabajito”, señaló.

Hoy la tarea se previó hasta las 16 y el próximo fin de semana se trasladará al sector sur, en los barrios más humildes de la ciudad, siempre en sectores en donde haya asfalto o cemento, porque no remueven la arena acumulada sobre el suelo de tierra.

Los organizadores estimaron en principio que se requerirá de unas 15 jornadas para limpiar toda la ciudad, aunque hoy, al ver la respuesta de los vecinos, calcularon que podría ser menos.

“Si siempre contamos con esta cantidad de vecinos, tal vez entre ocho y diez días terminamos”, expresó Vicente.

noticias relacionadas