Dirigentes y militantes políticos y gremiales despidieron a Alfredo Ferraresi

El ex secretario general de la Asociación de Empleados de Farmacia (ADEF) y padre del actual intendente de Avellaneda, falleció el sábado último y una multitud le dio su último adiós en la sede del gremio, en la calle Rincón al 1044 de la Capital Federal.

Alfredo Ferrasi falleció el sábado a los 80 años debido a una afección coronaria y será velado hasta mañana en la sede central de ADEF, en la calle Rincón 1044 de la ciudad de Buenos Aires.

Su hijo, e intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, recibió las condolencias de políticos y sindicalistas de distintos espacios políticos en la puerta del sindicato.

El intendente le dijo a Télam que «papá deja un legado de militancia y compromiso con este modelo nacional y popular, y con las reivindicaciones históricas del movimiento obrero argentino».

«Mi viejo siempre nos remarcaba que todas esas cosas por las que su generación luchó en los 70 son las políticas públicas que este gobierno concreta, y por eso a pesar de su edad seguía muy entusiasmado con su trabajo», agregó.

«Yo sabía que papá se iba a morir un sábado, porque él siempre dijo que no había que perder un lunes de trabajo; él siempre estaba intentado transformar la realidad y creo que eso es lo que reconocen todos los que hoy vinieron a despedirlo», finalizó Ferraresi.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dijo a Télam que «Alfredo fue un ejemplo de conducción sindical y militancia política, un tipo comprometido que le puso el cuerpo a los momentos más difíciles de la historia argentina».

«Alfredo y sus compañeros hicieron del sindicato de farmacéuticos una verdadera forja de dirigentes para el campo nacional y popular, y con su ejemplo de coherencia política le marcó el camino a toda una generación de sindicalistas que hoy lo despiden con mucho pesar», añadió.

El diputado nacional y secretario general del sindicato de Canillitas, Omar Plaini, afirmó que «Alfredo es uno de esos pocos tipos de los que uno puede decir que militaba lo que hablaba, su palabra y su ejemplo eran de una coherencia absoluta».

«Alfredo fue un ejemplo de compromiso con su lucha, en este sindicato no se le preguntaba al que llegaba de que partido era o que religión profesaba, él nos enseñó que las cosas importantes estaban por encima de las diferencias», completó.

Además concurrieron al velatorio el diputado nacional Andrés Larroque y el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, entre otros dirigentes.

Entre las docenas de coronas que ocupaban la cuadra de Rincón al 1000 se destacaban las enviadas por el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou; las de la CGT Azopardo y la CTA; las de varios sindicatos nacionales y las de los intendentes de la mayoría de los distritos de la tercera sección electoral.

El cuerpo del dirigente sindical será velado hasta este lunes a las 10 de la mañana cuando será trasladado al cementerio de la Chacarita para su cremación.

noticias relacionadas