Desde julio empezarán a funcionar los monopatines eléctricos

La intención de la prueba piloto de un año es determinar cuál es la mejor alternativa para que funcione este transporte en la Ciudad, ya que existen tres tipos de modelos de negocio a nivel mundial en ciudades como Madrid, Montreal o Helsinki.

El gobierno porteño pondrá en funcionamiento desde julio una prueba piloto para impulsar el uso de los monopatines eléctricos de alquiler -llamados de uso compartido- que dependerán de empresas privadas nacionales e internacionales, informaron hoy autoridades del gobierno porteño.

«Los monopatines eléctricos son ágiles, cómodos y se usan en las principales ciudades del mundo para realizar viajes cortos y conectar con el transporte público», aseguró Esteban Galuzzi, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad, que se encuentra participando de la cumbre de Líderes de Transporte Público en Moscú, Rusia.

En el gobierno porteño estiman que habrá una tarifa base, similar a la «bajada» de los taxis, de unos 25 pesos y después costará entre 6 y 10 pesos el minuto. «Sabemos que lo más importante para los vecinos es llegar rápido a casa o al trabajo disminuyendo los tiempos de viaje. Por eso a la red de metrobuses, ciclovías y las distintas políticas de mejora del transporte público, sumaremos esta nueva alternativa de movilidad», agregó el funcionario.

La idea del gobierno porteño es aprobar en mayo este proyecto que ya se presentó esta semana en la Legislatura, para regular estos dispositivos de movilidad personal en el Código de Tránsito y Transporte y así habilitar su circulación en el espacio público. Una vez aprobado, se impulsará una resolución para la Prueba Piloto de Monopatines Eléctricos de Uso Compartido para que puedan comenzar a circular en julio.

noticias relacionadas