Cumbre por los recitales en River: el estudio de impacto ambiental será en septiembre

Más de 200 personas saltarán al mismo tiempo el próximo 8 de septiembre en el Monumental para evaluar el impacto de las vibraciones que se generan durante los recitales en los edificios de la zona. A partir de los resultados se decidirá si vuelven los shows al estadio.

La fecha fue informada ayer por el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, quien se reunió con el titular del club. Según se informó mediante un comunicado, ambos coincidieron en que es necesario comenzar a trabajar con los estudios necesarios para que vuelvan a realizarse recitales en el estadio.

Para realizar el análisis, se convocará a “pegueros” profesionales para congregar a 200 personas que sean capaces de saltar al mismo tiempo como pasa en los recitales, debido a que el problema de las vibraciones surge del movimiento que genera el público cuando salta simultáneamente en el campo de juego, lo que en la jerga se llama “pogo”.

Ese movimiento genera una onda de vibración subterránea que se transmite y hace vibrar con especial intensidad a los edificios de entre 10 y 12 pisos. Entre el año pasado e inicios de este año, algunos vecinos de Núñez y Belgrano hicieron presentaciones legales denunciando impactos sobre los edificios de la zona.

«Lo que hemos hecho es exigir a los organizadores de los espectáculos que realicen estudios de impacto ambiental y sólo habilitaremos siempre y cuando se cumplan las condiciones que mitiguen los efectos de estas vibraciones. Todos queremos que River pueda ser un lugar donde disfrutar de grandes espectáculos artísticos pero debemos procurar que no afecten a los vecinos de la zona», afirmó Santilli.

Por este mismo tema habrá reuniones entre funcionarios porteños y otros clubes: el próximo miércoles será con Vélez y el viernes con Boca. Además, el martes siguiente representantes de Ferro, All boys, San Lorenzo, Huracán concurrirán a la sede del ministerio de Espacio Público porteño.

noticias relacionadas