Condena mundial por el ataque antisemita que dejó once muertos en Estados Unidos

Angela Merkel, Justin Trudeau y Benjamin Netanyahu fueron algunos de los mandatarios que repudiaron el tiroteo en una sinagoga de Pittsburgh

La canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el premier israelí Benjamin Netanyahu condenaron el ataque a tiros en una sinagoga de Pittsburgh, Estados Unidos, que dejó once muertos y seis heridos.

«Todos debemos alzarnos con determinación contra el antisemitismo. En todas partes», sostuvo la jefa del gobierno alemán, según una breve declaración publicada en Twitter por el portavoz del Ejecutivo.

Merkel, enfrentada en su país a un resurgimiento del antisemitismo, dijo que sus pensamientos estaban con las familias de las víctimas y deseó «a las personas heridas fuerza y recuperación».

Por su parte, Trudeau calificó como un «ataque antisemita horrible» el tiroteo ocurrido en el estado de Pensilvania.

«Hoy los canadienses están incondicionalmente con la comunidad judía en Pittsburgh, que sufrió un ataque antisemita horrible mientras oraba», dijo Trudeau a su cuenta de Twitter.

«Que las familias de los muertos encuentren consuelo y que los heridos puedan recuperarse rápidamente», agregó.

En tanto, Netanyahu expresó su solidaridad con Estados Unidos y las víctimas del ataque.

«Somos solidarios con la comunidad judía de Pittsburgh. Somos solidarios con el pueblo estadounidenses frente a esta violencia antisemita horrible», declaró Netanyahu en un video publicado en su cuenta en Twitter.

noticias relacionadas