Colombia y Venezuela inauguran la mesa de diálogo de alto nivel

Los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron un plan de seguridad fronteriza, centrado en el combate del contrabando, durante una reunión de alto nivel en la que se trataron, además, cuestiones de comercio, energía e infraestructura.

La reunión, encabezada por los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Elía Jaua, constituyó el primer encuentro de trabajo técnico, luego del que días atrás mantuvieron los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro para relanzar la relación bilateral, complicada luego de que el colombiano recibiera al líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles.

En conferencia de prensa conjunta tras la jornada de trabajo, los ministros destacaron los acuerdos alcanzados en materia de seguridad fronteriza, que serán puestos a consideración de los mandatarios, según informaron las agencias de noticias AVN y Prensa Latina y la cadena Telesur.

Jaua destacó que el encuentro reafirmó la «voluntad de ambos gobiernos de expandir la cooperación, el relanzamiento y la profundización de las relaciones políticas en los temas de seguridad y defensa que han sido tratados».

El plan de seguridad en la frontera comenzará con labores de inteligencia y fiscalización de las instituciones encargadas de inspeccionar el comercio en el límite de ambas naciones.

«Sepan estas bandas (de contrabandistas) que hay dos gobiernos decididos a poner coto a esta situación, que haremos un trabajo conjunto para avanzar en el desmantelamiento del sistema logístico, de los capos del contrabando», advirtió Jaua.

Holguín explicó que la lucha contra el contrabando es un clamor surgido desde diversos sectores de los dos países, de ahí que sea una prioridad absoluta de ambos gobiernos el enfrentamiento a ese flagelo.

Entre los acuerdos logrados en el ámbito de la seguridad en la frontera, se estableció la creación de un protocolo binacional «para el tratamiento de la lucha de la minería ilegal» en la frontera.

Al respecto, Jaua hizo referencia a los diversos incidentes surgidos en esta zona por el desarrollo de la actividad y que los cuerpos de seguridad de Venezuela serán «parte de esta lucha que llevan adelante» para evitar la minería ilegal en la región.

Los ministros establecieron como modalidad de trabajo del mecanismo de diálogo bilateral el funcionamiento de cuatro mesas de trabajo encabezadas por los titulares de las carteras ministeriales de ambas naciones en las respectivas áreas.

El canciller venezolano precisó que la mesa de Energía «comprende una revisión de los acuerdos energéticos, en materia de gas y petróleo; así como el tema del suministro de energía en la frontera».

La mesa de Economía y Comercio, un área considerada fundamental en la relación entre Colombia y Venezuela, apuntará a establecer mecanismos que «den mayor fluidez a las relaciones comerciales», sostuvo el ministro.

En cuanto a la mesa de Infraestructura, indicó que se revisarán un conjunto de acuerdos importantes sobre desarrollo de las comunicaciones y transporte.

Holguín puso énfasis en las opciones comerciales a partir del refuerzo de los vínculos bilaterales, para lo cual anunció la designación como nuevo embajador en Caracas de Luis Eladio Pérez, actual representante diplomático en Perú, ex legislador que estuvo secuestrado siete años por las FARC.

La canciller consideró relevante la incorporación de representantes del sector empresarial a la Mesa de Diálogo de Alto Nivel, que se consolidará en los próximos encuentros.

«Los hombres de negocios tienen por lo general visiones mucho más realistas y novedosas que las aportadas por funcionarios públicos», añadió Holguín.

La funcionaria añadió que para la semana próxima está programada una reunión sobre temas financieros, con vistas a evaluar mecanismos de pagos alternativos que permitan dinamizar las exportaciones.

En esa dirección, se refirió a la posibilidad de conformar un registro de exportadores que permita facilitar el intercambio de bienes y servicios entre las dos naciones.

«Estamos muy contentos de poder reactivar con la mayor voluntad política esta relación de los pueblos de Colombia y Venezuela, para seguir construyendo la unidad y la paz para nuestros países”, destacó Jaua a los periodistas.

«La gente está esperando resultados en todas las áreas, en las diferentes circunstancias que han habido recientemente en la frontera”, concluyó, por su parte, Holguín.

noticias relacionadas