Claudia Landaida se abre camino en el boxeo profesional

La púgil de Isla Maciel lleva seis años de crecimiento en el amateurismo.

Siguiendo los pasos de su referente, Yesica Bopp, la joven púgil de Isla Maciel Claudia Landaida se prepara con todo para dar sus primeros pasos en el profesionalismo, en la categoría minimosca. Ya lleva seis años de amateur, tres títulos y, sobre toda las cosas, conducta y entrenamiento para poder desarrollarse en este deporte.

Cuando tenía apenas 14 años, Landaida tomó contacto con el boxeo gracias a una amiga, Wendy Martínez, quien la invitó a que la acompañara a entrenar y, a partir de ese entonces, decidió que ese sería su futuro. Pese a su corta edad, hoy tiene 20, esta joven promesa del deporte de los puños asumió el compromiso de cuidarse, resignando quizá algunas opciones lógicas de la edad, para de esta manera ir construyendo un futuro promisorio.

Consultada por La Ciudad sobre aquella invitación de su amiga, Landaida confesó que al principio no quería ir porque no le gustaba entrenar. Sin embargo, cuando se decidió a acompañarla al gimnasio “José María Gatica” de La Boca, no sabía que la vida le empezaba a cambiar.

“Mientras mi amiga saltaba la soga, yo estaba en una silla. En eso viene el que ahora es mi entrenador, Mauricio Cabrera, y me preguntó qué hacía ahí sentada, que empezara a saltar también´”, comentó Landaida, al referirse a la frase que la metió en pugilato.

Cabrera fue sin duda importante en esta carrera deportiva, la alentó a entrenar y a seguir por el camino del deporte. “Me dijo que fuera todos los días porque tenía condiciones, después de saltar la soga me hizo caminar como boxeadora, hacer gimnasia y al poco tiempo me recomendó que empezara a hacerme los estudios médicos”, relató Landaida, quien a los siete meses ya estaba peleando de manera amateur.

Hace dos años el gimnasio cerró, por lo que estuvieron entrenando en el Mercado Central y, por un momento, no tenían dónde hacerlo, hasta que pudieron conseguir un espacio en la Federación de Box.

Este trabajo silencioso que lleva seis años tendrá en noviembre uno de los logros más importantes, ya que Claudia Landaida obtendrá su licencia y se convertirá en una boxeadora profesional, algo impensado en aquellos años en que Wendy la invitaba a entrenar. Ya ganó en estos años el título Provincial, el Nacional y el de Técnicos Unidos que, si bien lo perdió hace pocos días por puntos, en breve tendrá su revancha para recuperar el cinturón.

La familia acompaña y, aunque reconoce que mucho no les gusta, siente todo el apoyo. Con 42 peleas amateur, se abre un nuevo camino y las expectativas son muchas. “Ojalá que me vaya bien porque quiero seguir triunfando”, dijo Claudia Landaida que tiene como referente a la wildense Yésica Bopp entre las mujeres y a Sergio “Maravilla” Martínez entre los hombres.

Ahora, solo falta contar con la licencia, seguir trabajando duro para que lleguen los logros y, también dar pelea en uno de los puntos más importantes, que es el de conseguir sponsor, para que la cabeza esté solo pensando en entrenar, competir y crecer.

noticias relacionadas