Avellaneda se suma a la Semana Mundial de Promoción de la Lactancia

Se celebra desde hoy hasta el 7 de agosto por disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El municipio llevará a cabo una campaña informativa el próximo miércoles, entre las 10 y las 13 horas, en Plaza Alsina.

La Municipalidad de Avellaneda, mediante la Dirección de Programas Sanitarios, informó que desde el 1 y hasta el 7 de agosto se celebrará en nuestra ciudad la Semana internacional de Promoción de la Lactancia, en base a lo dispuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ese motivo, desde la comuna informaron que llevará a cabo una campaña informativa el miércoles 6 de agosto, de 10 a 13 horas, en la Plaza Alsina, para promover la importancia de la lactancia a través de la entrega de folletería, además del apoyo de pancartas y la Radio Móvil para su difusión.
La leche de pecho es el mejor seguro de vida para los niños menores de seis meses.

Sin embargo, los bebés de seis meses alimentados exclusivamente con leche materna no llegan al 40%. Es por esto que la OMS recomienda un apoyo adecuado a las madres y a las familias para que inicien y mantengan la lactancia, ya que podría salvar la vida de muchos pequeños.

La leche materna es ideal en los recién nacidos, porque aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. Es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger al lactante de enfermedades frecuentes como la diarrea y enfermedades respiratorias, dos de las causas principales de mortalidad infantil en el mundo.

Además de los beneficios inmediatos, la lactancia contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida.

A largo plazo, los adultos que de pequeños tomaron leche materna suelen tener menos riesgos de sufrir hipertensión, obesidad, colesterol y diabetes.
La OMS aconseja comenzar la lactancia en la primera hora de vida. Además, explicita que se haga “a demanda”, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.

Hay que destacar que el beneficio del amamantamiento también es importante para la madre, ya que la lactancia exclusiva reduce riesgo de cáncer de mama y ovario, además de ayudar a la mujer a recuperar más rápidamente su peso y a reducir su peso.

Pasados los 6 meses de vida de los bebés, se pueden empezar a incorporar nuevos alimentos pero sin interrumpir la lactancia. La OMS recomienda que los nuevos alimentos se administren con cuchara o taza y no dentro de la mamadera. Los niños tienen que adecuarse a los nuevos alimentos, por eso, son indispensables la paciencia y el apoyo de toda la familia.

noticias relacionadas