Avellaneda alcanzó el índice más alto de trabajadores municipales efectivizados

Desde el primero de enero de este año pasaron a planta permanente doscientos empleados que estaban con contratos transitorios. Este logro gremial se suma a la recuperación del 4% por antigüedad y a las mejoras salariales recientes.

Luego de reunirse la Junta de Ascensos y Calificaciones, conformada por representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), que lidera Rubén García, y el Departamento Ejecutivo de Avellaneda, a cargo del intendente Jorge Ferraresi, desde el 1º de enero de este año fueron efectivizados doscientos agentes municipales, que pasaron a integrar la planta permanente de la comuna, por lo cual se redujo ahora a menos de un centenar los empleados con contratos transitorios.

Este logro gremial de obtener la ansiada planta permanente, se suma a la recuperación del 4 por ciento por antigüedad y las mejoras salariales que tiene por piso el salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM).

Tal como informaron desde el Sindicato, «mediante la disposición N° 107 del 2013, el jefe comunal, Jorge Ferraresi, y a raíz de lo acordado entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA) y el Departamento Ejecutivo, decretó la efectivización de los 200 agentes comunales en «las reparticiones de este Departamento Ejecutivo y en los grupos ocupacionales y categorías» correspondientes. Fueron incluidos también a aquellos trabajadores correspondientes a «las reparticiones del Consejo de integración y Desarrollo Familiar que se mencionan en el Grupo Ocupacional «Docente Asistencial», categoría 10, según detalla el decreto».

Para el titular del STMA, Rubén García, esta resolución «es un paso más en el camino de la consagración del pleno derecho y dignificación del trabajador municipal. Además, revaloriza la carrera del agente comunal, eso permitirá tener trabajadores calificados que potenciarán la gestión y brindarán un mejor servicio a todos los ciudadanos».

«Sin embargo -aclaró García-, para nosotros la tarea no ha terminado, seguimos trabajando todos los días en el plano local para ir recuperando derechos de los trabajadores. Pero, también sabemos que nuestro principal escoyo es en la provincia. Mientras siga vigente una ley de los años 90 que deterioró y precarizó el trabajo del empleado municipal, por mas buena voluntad del intendente, lo que se haga localmente serán solo parches que mitigarán la necesidad de los trabajadores. Por ello, seguimos exigiendo que el Gobernador y los Legisladores deroguen la ley 11.757 que desde 1996 viene destruyendo el empleo municipal. Sólo cuando esa nefasta ley del neoliberalismo sea derogada y reemplazada por un nuevo estatuto, acorde a estos tiempos, allí podremos decir que los trabajadores municipales de la provincia gozamos de los plenos derechos como el resto de los trabajadores del movimiento obrero argentino».

noticias relacionadas