A tres meses de la tragedia de Once, familiares y amigos de las víctimas reclamaron justicia

Las familias y amigos de las víctimas de la tragedia de Once, en la que murieron 51 pasajeros del ferrocarril Sarmiento, conmemoraron hoy el tercer mes desde el accidente del 22 de febrero y lanzaron la campaña «quinientas mil caras por justicia».

Familiares de las víctimas se reunieron este martes junto a los molinetes del andén dos, bloqueado desde el accidente y convertido en un improvisado altar conmemorativo, y le pidieron a los pasajeros que se saquen fotos con un cartel que decía «justicia por las 51 víctimas de la tragedia de Once».

María Luján, la mamá de Lucas Menghini Rey -el chico de 20 años que apareció tres días después en una cabina del vagón en que viajaba-, dijo a Télam que «queremos que la sociedad nos acompañe en la memoria y que esa memoria sirva a la búsqueda de justicia, por nuestros familiares, por quienes hoy viajan en este tren y por los que en algún momento tengan que usar este servicio».

«Queremos plasmar para que se haga visible ante quienes no consigan verlo todavía que esta lucha no es sólo de los que perdimos a alguien en ese día sino que esta lucha es de muchos argentinos que se simbolizarán en los quinientos mil retratos de la campaña», explicó.

La mamá de Lucas afirmó que «la causa penal, en la cual somos parte querellante, es el principio de una lucha que va a ser muy larga, porque un hecho de estas dimensiones necesita ser investigado hasta lo más profundo y es así como queremos que sea, porque queremos hasta el último de los responsables, a todos los que tuvieron un grado de responsabilidad en la tragedia».

«La citaciones a indagatorias que realizó el juez Bonadío, como el resultado final de las pericias técnicas o el análisis de las pericias contables son cosas que a nosotros nos dan la satisfacción de que estamos avanzando», finalizó.

Eufrasia es la mamá de Esther Sandra Reyes, una enfermera de 29 años que murió en el accidente, después de orar frente a las tablas que clausuran el andén le contó a Télam que «mi hija estaba de vacaciones y ese día quiso venir a once a comprarse ropa».

«Las familias queremos saber que pasó y por qué, necesitamos que haya justicia y que esto no quede impune», sostuvo Eufresia.

Vanesa Toledo es la hija de Graciela Díaz, una empleada que regularmente usaba el Sarmiento para llegar a su trabajo en el barrio de Once, mientras sacaba fotos le dijo a Télam que «la idea es mostrar por lo menos quinientos mil rostros que exijan justicia, a ver si esa presión sirve para que el servicio mejore de una vez por todas».

«No vamos a esperar a que la causa finalice para que se resguarde la integridad de los usuarios del Sarmiento, queremos que esta campaña genere una presión pacífica para que este servicio funcione alguna vez de la manera que todos nos merecemos», aseguró Vanesa.

La hija de Graciela explicó que «nos vamos a distribuir en distintos puntos de la ciudad y del conurbano para sacar fotos, pero además hoy le explicamos a los usuarios que las fotos se pueden sacar en cualquier lugar porque el archivo del cartel con el que sacamos la foto se puede descargar de facebook.com/tragediaonce y la pueden enviar a carasporjusticia@gmail.com».

«Creo que somos muchos los familiares que estamos conformes con cómo se está llevando la causa judicial, comparando con otras causas va rápido y ya está en etapa de indagatorias que es una parte clave del proceso, esperemos tener pronto el juicio oral», finalizó Vanesa.

El 22 de febrero un tren de la línea Sarmiento impactó contra el paragolpe al llegar a las estación de Once provocando la muerte de 51 personas y más de 700 heridos.

noticias relacionadas