El 5 de abril buscarán poner en marcha la renovación del triunvirato de la CGT

Algunos dirigentes quieren que sea antes del comienzo del Mundial de Rusia en junio, y otros pretenden que la renovación se dé más adelante, existe una coincidencia generalizada: «La CGT debe ser normalizada».

Los principales referentes de las diversas corrientes sindicales comenzarán el 5 de abril a transitar el camino de la renovación de autoridades de la CGT, cuando se reúnan en la histórica sede de Azopardo 802, lo que significará el certificado de defunción a mediano plazo del triunvirato de la central obrera.

El escenario elegido no es casual, ya que es uno de los símbolos del sindicalismo argentino, porque esa sede no sólo sirvió como custodia de los restos de Eva Perón, sino que supo albergar a dirigentes de la talla de Augusto Timoteo Vandor, Raimundo Ongaro, José Ignacio Rucci, Lorenzo Miguel y Saúl Ubaldini, y fue un lugar de encuentro no sólo gremial.

Hoy, tras la renuncia del secretario de gremial, Pablo Moyano, los dirigentes que van a la sede son contados con los dedos de la mano y sólo se practican actividades menores donde ya no existen ni los corpulentos y típicos custodia de antaño. Afortunadamente, la treintena de empleados que allí prestan servicio están al día con sus salarios.

noticias relacionadas