Según informe de FEMEBA: El 87% de los médicos de la Provincia de Buenos Aires se sienten estresados    

Cada dos años, la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (FEMEBA) realiza una encuesta destinada a evaluar las situaciones de violencia externa que sus médicos viven en sus lugares de trabajo. Los últimos resultados (la primera se realizó en 2016 y la segunda fue de fines de 2018) revelan que los médicos de la provincia de Buenos Aires se encuentran estresados y que siguen siendo blanco de agresiones diarias.

El objetivo de este relevamiento es identificar la prevalencia e incidencia de violencia laboral hacia los médicos pertenecientes a FEMEBA.

El 87% de los médicos de la provincia de sienten estresados pero son las mujeres (un 60%) quienes confiesan sentirse “agotadas emocionalmente” debido a su trabajo. Además, 7 de cada 10 médicos sienten presión por parte de los pacientes. Por esto, el 40% de los médicos consideran que es normal estar expuestos a situaciones de violencia en el ámbito de su trabajo.

El 53% de quienes respondieron la encuesta afirma haber tratado el tema de la violencia contra los médicos en su propio ámbito de trabajo. Y el 58% de estos casos se ha dado en el ámbito público con un alto predominio de violencia verbal (88%). Otro dato que se desprende de este relevamiento es que el 51% de los médicos reconoce que en su lugar de trabajo no hay suficientes – o bien no existen – cámaras de seguridad.

Un tema importante a desarrollar es la razón por la cual los pacientes o sus familiares desencadenan situaciones de violencia con los médicos. La primera razón está en la demora en la atención (25%), seguido por el estado mental del paciente (18%) y la comunicación de una mala noticia por parte del médico (18%). En esta encuesta se sumó otro desencadenante que es que los pacientes aducen que no se cumplieron sus expectativas en la atención.

“Cuando FEMEBA comenzó a evaluar la problemática de la violencia contra los médicos, se hizo evidente que muchos médicos no tenían herramientas para prepararse ante la eventual situación de tener que dar “una mala noticia”. Esta situación generaba mucha disconformidad – y en muchos casos, derivaba en situaciones de violencia de parte de pacientes y familiares-. Por eso, FEMEBA comenzó a desarrollar rápidamente herramientas de formación multidisciplinaria (psicológicas, sociológicas, comunicacionales) para “entrenar” a los médicos y distintos profesionales del ámbito de la salud ante estas situaciones (cursos virtuales, jornadas de capacitación, guía práctica). Hoy, los parámetros arrojan resultados positivos ya que muchos médicos hoy acceden a información sobre cómo prepararse en este aspecto del ejercicio de la profesión” afirma Verónica Schiavina, Coordinadora del programa de prevención de violencia sanitaria externa de Femeba.

De 100 casos de violencia, 61 fueron vividos por mujeres. La gran mayoría de los médicos (62%) que experimentaron hechos de violencia en el último año, se encuentra en el grupo entre los 40-60 años de edad. Se observa una menor frecuencia de episodios de violencia sanitaria hacia los médicos de mayor edad (mayores a 60)

También se evaluó información perceptiva de los médicos acerca del ambiente de trabajo.

El nivel de satisfacción con respecto a los honorarios médicos es alarmante: más del 75% de los médicos encuestados no están conformes con sus sueldos.

noticias relacionadas