Rotary Avellaneda homenajeó a la Patrona de nuestro partido, la Virgen de la Asunción

Lo celebró con un encuentro de camaradería en el cual tuvo como invitado especial al Obispo de la Diócesis de Avellaneda y Lanús, Rubén Oscar Frassia, quien transmitió su mensaje de Fe con motivo atan sensible celebración.

El Rotary Club de Avellaneda, en el año que celebra su 75º aniversario de su fundación, homenajeó el pasado jueves 13 a la Patrona de nuestro partido, la Virgen de la Asunción, con un encuentro de camaradería en el cual tuvo como invitado especial al Obispo de la Diócesis de Avellaneda y Lanús, Rubén Oscar Frassia, quien transmitió su mensaje de Fe con motivo atan sensible celebración.

 
El acto fue llevado en la sede del Centro Gallego, ubicada en la avenida Mitre 780 de nuestra ciudad.

 
Raúl Telesca, presidente del Rotary Avellaneda, fue el encargado de brindarles a los invitados las palabras de bienvenida, ocasión que aprovechó para informarles el programa de festejos que tienen proyectado con motivo de cumplirse el próximo mes de octubre los 75 años de la fundación de la institución.

 
Cerca de las 22:30, un centenar de invitados escucharon atentamente la palabra del Obispo diocesano, Rubén Oscar Frassia, quien expresó su mensaje de Fe con motivo de celebrase un nuevo aniversario de la Patrona de Avellaneda, Nuestra Señora de la Asunción.

 
Entre otras reflexiones el Obispo, Rubén Frassia dijo: «Hoy se habla de un mundo mejor, que todos anhelan: sería nuestra esperanza. No sabemos, no sé si este mundo mejor vendrá y cuándo vendrá. Lo seguro es que un mundo que se aleja de Dios no se hace mejor, sino peor, decía el papa emérito, Benedicto XVI. Sólo la presencia de Dios puede garantizar también un mundo bueno. Pero dejemos esto. Una cosa, una esperanza es segura: Dios nos aguarda, nos espera; nos vamos al vacío; él nos espera. Dios nos espera y, al ir al otro mundo, nos espera la bondad de la Madre, encontramos a los nuestros, encontramos el Amor eterno. Dios nos espera: esta es nuestra gran alegría y la gran esperanza que nace precisamente de esta fiesta. María nos visita, y es la alegría de nuestra vida, y la alegría es esperanza. Esta esperanza y saber trabajar y permanecer juntos es lo que les deseo a ustedes, y que ese trabajar juntos, en el plural involucre a toda la sociedad, para que esta comience a ser un mundo mejor».

 
Al culminar la reunión, Raúl Telesca le entregó a Monseñor Rubén Frassia un presente recordatorio y ofreció un brindis augurando por un mundo mejor.

 
Estuvieron presentes Hugo Caruso, Secretario de Cultura, Educación y Promoción de las Artes de la Municipalidad de Avellaneda; Roberto Casero, director de la Escuela Normal de Avellaneda (ENSPA); los clubes rotarios de Banfield Este, Sarandí y Villa Domínico; la rueda de mujeres del Rotary Avellaneda e invitados especiales.

noticias relacionadas