Con un palo borracho y un caldén: así son las nuevas monedas de 2 y 10 pesos que ya están en circulación

Llegan a la calle de manera paulatina para sumarse a las de 1 y 5 pesos, que tienen las imágenes del jacarandá y el arrayán. Ayer también entró en vigencia el flamante billete de 100 pesos ilustrado con una taruca.

Además del billete de 100 pesos con la imagen de una tarucael último miércoles entraron en circulación las nuevas monedas de dos y diez pesos, ilustradas con un palo borracho y un caldén, árboles del país.

Video insertado

La nueva emisión del Banco Central forma parte de la Línea Peso Árboles de la República Argentina y se suma a las monedas de uno y cinco pesos, que llevan las imágenes del jacarandá y el arrayán.

La moneda de $2 es dorada y de acero electrodepositado con latón, su canto es liso, mide 21,5 milímetros de diámetro y pesa 5 gramos. En su reverso puede leerse «En unión y libertad».

La de $10 tiene una tonalidad dorada un poco más oscura que la anterior, está fabricada con alpaca homogénea, su canto es estriado, mide 24,5 milímetros de diámetro y pesa 9 gramos. En su anverso tiene la representación del caldén y en su reverso la flor y las hojas.

Los árboles de las nuevas monedas

El palo borracho crece en Brasil, Paraguay y el noreste de Argentina y su floración rosada o blanca se mantiene desde fines del verano hasta avanzado el otoño. Se destaca por la forma de su tronco, con grandes aguijones, y por sus frutos, que al abrirse dejan salir sus semillas envueltas en un copo blanco que las lleva por el aire.

El caldén sólo crece en Argentina, en el centro del país, especialmente en La Pampa, donde su figura forma parte del escudo provincial. También puede verse en San Luis, Córdoba, Mendoza y al sudoeste de Buenos Aires.

noticias relacionadas