Los gobiernos de La Plata y Córdoba también rechazaron el desembarco de Uber

Se trata de una aplicación móvil que une a conductores particulares con pasajeros, que planea empezar a funcionar en la Ciudad de Buenos Aires, donde ya logró en un día la adhesión de más de cinco mil personas.

Los gobiernos de La Plata y Córdoba capital descartaron hoy la puesta en marcha de Uber, la aplicación para trasladar personas que planea empezar a funcionar en la Ciudad de Buenos Aires.
En el caso de la capital bonaerense, la el subsecretario de Convivencia y Control Ciudadano de la municipalidad, Roberto Di Grazia, rechazó “de manera rotunda el desembarco de este sistema de transporte, porque permite que cualquier persona con un vehículo particular pueda transportar pasajeros, con la responsabilidad que esto significa”.

“Estamos hablando de conductores que no cuentan con licencia profesional, que no fueron capacitados y que no han pasado por los controles correspondientes”, agregó Di Grazia.

Uber es una aplicación móvil que une a conductores particulares con pasajeros que requieren un vehículo, que comenzó a funcionar en Estados Unidos en 2009 y rápidamente se expandió por todo el mundo.

Si bien funciona en numerosos países, en muchos generó un fuerte conflicto y, en otros, como Francia, fue prohibido por el gobierno.

“El sistema tampoco garantiza las condiciones de seguridad de los vehículos. Un taxi habilitado debe pasar por un control técnico en el que se verifican frenos, luces, dirección, neumáticos, pintura, cinturones de seguridad y asientos, entre otras exigencias básicas que no se pueden garantizar en los autos del servicio Uber”, remarcó el subsecretario platense.

En ese sentido, explicó que “el cupo de las licencias para taxis y remises que otorga el Municipio a través del Concejo Deliberante quedaría librado al azar si este sistema se implementara”, y concluyó que “no sería justo y equitativo para los taxistas que se tienen que adecuar a las exigencias municipales, pagar una licencia, empleados e impuestos”.

En la misma línea, el secretario de Transporte de la Municipalidad de la Ciudad de Córdoba, Julio César Waisman, manifestó hoy que “no hay ninguna posibilidad” de habilitar a Uber al sostener que “no está regulado”.

En ese sentido pidió “tranquilidad” a los taxistas y remiseros que habían amenazado con medidas de fuerza para evitar su incursión local.

“El régimen normativo municipal no contempla el funcionamiento de un sistema de las características como Uber”, afirmó el funcionario municipal en declaraciones formuladas esta mañana a los medios locales.

“La seguridad de las personas y la calidad del transporte son factores que debemos resguardar”, resaltó Waisman.

Waisman hizo estas manifestaciones a partir de las amenazas de los sindicatos y permisionarios de taxis y remis de realizar medidas de protestas, al hacerse eco de la posibilidad de que el sistema de transporte Uber desembarque en Córdoba.

En la ciudad de Buenos Aires ya logró la adhesión de más de cinco mil personas en su primer día de convocatoria para adherir a la aplicación.

noticias relacionadas