Claudio Depirro: «La actuación es parte de mi vida, donde encuentro mi lugar en el mundo»

Docente del Instituto de Teatro Municipal y Director artístico del Centro Cultural “Justo Lynch” de Wilde.

Su incursión en la actuación fue «algo inesperado». Empezó a actuar con Sur Cauce, un grupo de teatro de Villa Dominico, con ciertas ideologías políticas, allá por 1982, casi en los albores de la democracia.

Oriundo de Barracas, viajaba todas las semanas más hacia el Sur, detrás de una actividad cada vez más gratificante y que finalmente definiría su estilo de vida. Dentro de ese grupo, un colega chileno, que era mimo, le aconsejó que estudiara teatro. Y así fue como Claudio Depirro inició su carrera actoral, formándose en el Instituto Municipal de Teatro de Avellaneda.

«Hasta ese momento, actuaba sin conocimientos. Pero la verdad es que si estudiás se te abre otro panorama, es algo genial. A mí se me despertó una pasión inacabable. Es parte de mi vida, donde encuentro mi lugar en el mundo», definió Claudio Depirro, sobre la profesión que eligió hace 30 años y que le ha dado innumerables satisfacciones.

Criado en un hogar de laburantes, Claudio contó que su padre manejaba camiones y su madre era ama de casa. «Me acuerdo que en la escuela siempre actué. Cuando terminé el jardín de infantes, me llegó una beca para una escuela de arte (el Lavardén), pero mis viejos no me llevaron porque quedaba medio lejos. Pero es como que siempre hubo una inclinación por lo artístico», admitió el actor.

En su adolescencia, Claudio estudió en el Colegio Nacional Buenos Aires, y por ese tiempo, le interesaba mucho la música. Tenía muchos amigos músicos y en un momento se decidió a estudiar bajo y piano, porque, al parecer, «la cosa iba por ahí».

«Era el típico pibe de barrio y de club, al que le gustaba jugar al fútbol, a la paleta o al tenis. Escuchaba mucho rock and roll pero también me gustaba leer a Hermann Hesse, a Ray Bradbury o a Carlos Castaneda», recordó Depirro, quien, ya decidido a estudiar teatro, se radicó definitivamente en Avellaneda.

No fue casualidad que las preferencias artísticas de Claudio encontrasen correspondencia en la familia que formó. Es que su esposa, Silvia Fortunato, es nieta del prestigioso artista plástico –además de actor, cantante, músico y poeta- y ciudadano ilustre de Avellaneda, Justo Lynch.

«Silvia es actriz y mi suegra Mónica, la hija de Justo, también lo es. Tenemos primos que son pintores, músicos. Haberlas conocido a ellas significa estar empapado de arte», aseguró, orgulloso, el «descendiente pasional» de Don Justo.

Nacido para actuar
El distinguido legado familiar y el amor por el arte dieron lugar a la creación del Centro Cultural Justo Lynch, en 1999, en la otrora casa del singular artista. Hoy la sede ocupa las instalaciones de una antigua fábrica de Wilde, en la esquina de Bragado y Polonia. Allí, Claudio es Director Artístico del «Teatro de los Sueños».
Sueños que se hacen realidad, cada vez que se sube a un escenario para disfrutar de su máxima pasión: la actuación.

«Prefiero actuar, antes que dirigir. Estar inmerso en la ficción es algo apasionante. No sé cómo explicarlo, pero para mí es uno de los estados de éxtasis más importantes que tengo en mi vida. Me hace sentir lleno y regocijado. La dirección tiene otras características. Requiere de un compromiso totalmente diferente, porque estás a cargo de todo: de los actores, del escenógrafo, de los músicos… Tenés que tener una atención especial. Es otra cosa. Tenés que tener una visión panorámica. Pero también tiene su encanto, porque despierta otras sensaciones muy interesantes», explicó el entrevistado, que desde 1985 trabaja profesionalmente como actor o director en distintos espectáculos teatrales, ya sea trabajando en forma individual o con su eterno grupo «La Puerta del Piro», que formó con su amigo y colega Fernando Laporta, además de coordinar, actualmente, el cuarto año de la escuela actoral del Instituto de Teatro de nuestra ciudad.
En su trayectoria, Depirro también actuó en cine y en series de televisión, y también se dedicó a escribir guiones cinematográficos.

A lo largo de su carrera, sus innumerables participaciones le valieron una gran cantidad de premios y menciones sobre su labor actoral. El último reconocimiento le llegó por su actuación en la obra Padre Pedro, en el Festival Regional de la Provincia de Buenos Aires, en el marco de la Fiesta Nacional del Teatro. Por esa obra, cuyos textos pertenecen al autor José Ignacio Serralunga, y dirigida por Omar Aita, Claudio recibió una mención a la mejor actuación por el personaje de Dante, que el propio Depirro definió como «un feligrés bastante particular, que parece ser una persona muy tímida e inocente que esconde su verdadera personalidad: un tipo violento y golpeador, que muta todo el tiempo como un bipolar».

Pero como ocurre con cada reconocimiento, Claudio relativizó su trascendencia. «Los premios son algo más. No son mi objetivo. Cada premio lo tomo como un regalo más de la vida. Aparecen y me dan mucha satisfacción. Aunque cuando voy a ver qué pasa con mi obra y me dicen que soy yo el del premio, me quiero esconder debajo de la butaca, reconoció, entre risas el actor, demostrando su timidez ante situaciones de mucha «exposición».

«Pero no sirve de nada quedarte en tu casa viendo los premios que ganaste», continuó Depirro. «Porque si no te movés, llega un momento en que no te llaman más. Eso es algo que siempre transmito a mis alumnos de teatro. Por más que se gane lo que se gane, si no salís todos los días a la calle a buscar el trabajo, no va a aparecer».

Exigente y adepto a la disciplina, Claudio señaló que se lleva muy bien con sus alumnos de teatro, estableciendo «ciertas reglas necesarias para el trabajo». «Cada uno tiene que armar su propio universo. Trato de transmitirles eso, porque van a tener que trabajar en soledad, muchas veces, por más que este sea un arte colectivo», aseguró.

Ese compromiso para trabajar la adquirió de sus grandes maestros: Juan Carlos Gené; Eugenio Barba; Peter Brook, que vino a la Argentina y le enseñó mucho en sus seminarios, o el gran Manel Barceló.

A la hora de interpretar un personaje, Claudio no tiene preferencia por algún género en especial. Durante mucho tiempo, hizo mucho humor. Ahora está actuando en El Canto de la Oveja –también dirigido por Aita-, un grotesco tragicómico, con varios matices. Según Depirro, la interpretación es muy relativa y es de acuerdo al texto. «Porque cuando empezás a ensayar, ya estás dentro de un universo en el que no importa si se trata de humor o comedia, tragedia o drama». En ese sentido, Claudio afirmó que se adapta al personaje y al guión que le toque, sea en teatro, cine o tv.

De las cosas que vivió en su hermosa carrera, Claudio rescata como «experiencia diferente», lo que hizo hasta hace poco. Un proyecto de una productora propia, con un programa que finalmente nunca salió al aire. Allí hizo las veces de periodista, entrevistando a grandes colegas: figuras de la talla de China Zorrilla, Luis Brandoni, Pablo Echarri, Julieta Díaz o Georgina Barbarrosa.

Y tampoco olvida aquellos mágicos momentos compartidos con Norberto «Pappo» Napolitano, en la tira de tv Carola Casini. O haberse cruzado alguna vez con Alfredo Alcón, un tipo muy humilde y sencillo.

A los 49 años, Claudio Depirro no sólo comparte su máxima pasión junto a su compañera Silvia. También lo siguen de cerca sus hijos, que siempre están pendientes de sus presentaciones y ya muestran sus propios dotes artísticos: Ayelén, de 22 años, que estudia Comedia Musical en la Universidad de las Artes, en la Escuela de Julio Bocca; Belén, de 21, que estudia turismo y Nahuel de 10, también con pasta de actor y futbolista.

Pero como en cualquier profesión, hay que sacrificarse y no quedarse quieto. Y él lo sabe, tal como lo ejemplificó en esta última frase. «Se puede vivir del teatro, pero hay que trabajar mucho. Estar en televisión es una mucha más vidriera que cualquier otra cosa. Cambia todo en tu vida, pero tenés que estar preparado para la exposición. Porque si pasan unos meses sin aparecer en la pantalla, volvés a ser un anónimo de nuevo», concluyó.

noticias relacionadas