Avellaneda y sus primeras veces: La primera vez que nevó en Avellaneda

Escribe Mariano Fain.

No podemos asegurar que haya sido la primera vez que dicha situación tuvo lugar, no tenemos registros de lo sucedido antes de la vida colonial, puede haber acontecido, no lo sabemos…

Sucedió un 22 de junio de 1918, hacía exactamente un año que el vapor argentino Toro, mas allá de nuestra manifiesta neutralidad,había sido hundido por un submarino alemán, por suerte faltaba muy poco para que la primera guerra mundial llegase a su fin, un conflicto que venía sosteniéndose a un ritmo lento pero continuo desde hacía ya cuatro años.

Un día antes, el 21 de junio de 1918, la opinión pública tomaba contacto con el Manifiesto Liminar de la llamada Reforma Universitaria, movimiento que iba a dotar de una energía revitalizante y democratizadora a esos oscuros claustros cuasi medievales de las facultades argentinas.

Gobernaba nuestro país don Hipólito Yrigoyen, la provincia de Buenos Aires José Camilo Crotto y la Ciudad de Avellaneda había estrenado Intendente: Don Manuel Beguiristain había asumido el 2 de mayo de ese año.

La jornada previa a la nevada no daba muestras de condiciones meteorológicas particulares para el próximo día: “El día viernes 21 de junio se presentó algo nublado y con vientos fuertes a moderados del Noroeste y Oeste. La mínima fue de 5 grados y se registraron 2 mm de lluvia.” (1)
Ningún meteorólogo había previsto que la ola de frío derivaría en una nevada tal como sucedió.

Ese sábado 22 de junio entre las 15 y la medianoche sucedió algo atípico, raro, un manto blanco fue cubriendo la ciudad, nevó en Avellaneda y las calles y las plazas se colmaron de personas de todas las edades que disfrutaron algo, que muchos no volverían a ver.Según los registros, ese día cayeron entre 8 y 10 centímetros de nieve.La precipitación fue tan intensa que la nieve acumulada en el suelo sólo se derritió dos días después.

No todo fue diversión, once personas serían atendidas en guardias hospitalarias con quebraduras derivadas del “patinaje sobre hielo”. (2)
Al día siguiente podían leerse en los diarios apreciaciones como las siguientes:

“Una sorpresiva, inesperada y atípica nevada alfombró de blanco las calles de la ciudad y cubrió el verde de plazas y paseos públicos. Ese nuevo huésped hizo que la población se largara a la calle. Los empleados dejaban sus puestos en las oficinas, muchos tranvías detuvieron la marcha y todos los pibes, no faltó ninguno, pretendieron concretar el sueño del muñeco propio, tal como solían verlos, con mal disimulada envidia, en fotos que llegaban desde lejos.

En las calzadas, en los canteros de las plazas, en las aceras del Este y del Norte, fue creciendo la fina capa de lana blanca hasta varios centímetros de espesor. El cuadro no dejó de tener todo lo que la pintura, las fotografías, crónicas y libros, habían reflejado sobre la nieve. (…) una verdadera caída de nieve, una nieve auténtica, una nieve europea. (2)

Otro diario expresaba: “Se explica nuestra sorpresa ante una nevasca digna de un cuento de Tolstoi…” (3)

La revista Caras y Caretas en su edición del día 29 de junio de 1918 titulaba un artículo muy bien documentado fotográficamente: “El extraordinario y original espectáculo de la nieve” (4)

Al día siguiente la mayoría de los partidos del Fútbol local fueron suspendidos atendiendo a las condiciones en que se encontraba el césped de los estadios.Racing Club, puntero del campeonato, y posterior campeón invicto, debía recibir a Gimnasia y esgrima de la Plata. Independiente, de visitante en Caballito derrotaría a un Ferrocarril Oeste, cercano a perder la categoría por 7 a 1.

La ciudad debió esperar exactamente 89 años y 17 días para que sus calles nuevamente se vieran invadidas por la nieve y al igual que aquella primera vez la gente colmó las calles, las plaza sy terrazas…entonces era presidente Néstor Kirchner, gobernaba Buenos Aires el ingeniero Felipe Solá era intendente de Avellaneda Baldomero Álvarez de Olivera y los diarios, si bien se hacían eco del frío de las calles, calentaban la campaña electoral en vistas a las futuras elecciones presidenciales con títulos como:

“El peronismo disidente mostró sus fuerzas y busca frenar a Cristina. Estuvieron Menem, Rodríguez Saá, Puerta y Sobisch. Intentarán armar una alternativa para las presidenciales.”

“La opinión de los obispos sobre un eventual gobierno de la actual senadora. En la Iglesia no creen que Cristina garantice una mejor relación” (5)

Un “croto” de verdad
El radical José Camilo Croto fue un político de raza, combatió en la revolución del 90, fue uno de los fundadores de la Unión Cívica, junto con Yrigoyen encabezó la revolución de 1905, fue senador en dos oportunidades y gobernador de Buenos aires.Sin embargo no se lo recuerda por estas cosas, se lo recuerda, en realidad a su apellido, por haber sancionado un decreto permitiendo a los peones rurales viajar sin costo en los trenes cargueros, a estos comenzó a llamárselas despectivamente crotos, extendiéndose luego el término para referirse a aquellas personas sin residencia fija.

Varios años después, otro 22 de junio también Avellaneda, al igual que toda la Argentina sería testigo de un acontecimiento “meteorológico” único, un barrilete cósmico atravesaría el cielo… decía un testigo del hecho: “ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, y deja el tercero y va a tocar para Burruchaga…
Siempre Maradona! Genio! Genio! Genio!ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… y Goooooool… Gooooool…

Quiero llorar! Dios santo! Viva el fútbol! Golazo! Diego! Maradona! Es para llorar perdónenme…

Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… barrilete cósmico… de que planeta viniste? Para dejar en el camino tanto inglés, para que el país sea un puño apretado, gritando por Argentina 2 – Inglaterra 0…

1 – Todo es Historia N° 467. Scarsi José Luis. Fríos eran los de antes. Pág. 54.
3 – La Fotografía en la historia argentina. Tomo II. Ed Clarín Bs. As. 2005. Pág 214.
2 – La Nación 23/6/1918.
3 – La Época 23/6/1918.
4 – Caras y Caretas año XXI n° 1030 29/6/1918.
5 – Diario Clarín 9 de julio de 2007.

Mariano Fain
mariano.fain@elhistoriador.com.ar

noticias relacionadas