Avellaneda ayer: Cura Párroco de la Asunción Monseñor Ayrolo

Escribe: Patricia Denti.

Monseñor Ayrolo nació en San Vicente (provincia de Buenos Aires), donde también realizó sus primeros estudios, terminados los cuales -y obedeciendo a una evidente vocación- ingresó en el Seminario Conciliar de Regina Martyrum, donde, bajo la dirección de los PP. Jesuitas, cursó la totalidad de los años exigidos por la preparación al estado eclesiástico, para coronar brillantemente sus esfuerzos en diciembre de 1894.

En el mismo mes fue consagrado por Monseñor Boneo e inmediatamente después, el día 26, canto su primera Misa en la Capilla del mencionado Seminario, predicándole el canónigo Marcial Alvarez. La segunda Misa la ofició el entonces Padre Ayrolo en su pueblo natal constituyendo un extraordinario acontecimiento.

El primero de sus cargos lo desempeño en Quilmes en calidad de Teniente Cura, quedando un tiempo después al frente de la feligresía, en calidad de Párroco. Con el mismo puesto fue enviado más tarde a Pergamino, desde donde el Obispo de La Plata lo transfirió a nuestra ciudad a la muerte del Padre Levantini, en 1908.

El Padre Ayrolo llegó a Avellaneda acompañado por los dos tenientes que lo asistían en sus labores en Pergamino, los Pbros. Vicente Bautista y José Albertini y con ellos puso manos a la organización de las entidades católicas existentes planeando la fundación de otras que estimó necesarias.

Reajustó todos los servicios parroquiales y a su término orientó su labor, en 1909, a mejorar la angustiosa situación de las obreras de las fábricas, determinando instalar una institución que las atendiera en sus necesidades morales. Como fruto del esfuerzo, logra dar vida el 1ro de marzo de 1910 al Colegio María Auxiliadora, «para beneficio especial de las jóvenes que concurren a las fábricas», a las que hace otorgar allí instrucción y educación totalmente gratuita.

El 1ro de abril de 1911 funda «La Acción» revista referida a cuestiones cristianas, comienza seguidamente las refacciones del Templo y en el mismo año renueva el cielo raso de las naves laterales y erige el nuevo altar del Carmen.

El 4 de abril de 1912 funda la Archicofradía de Luján. En 1913 empieza a construir el salón parroquial. En 1914 inaugura el salón de actos, en este mes encauza los trabajos a favor del edificio propio del Colegio María Auxiliadora, en abril de ese año promueve en el Círculo de Obreros con Vicente Damonte, en ese año también instala Hermanas en el edificio que hoy ocupa el Cotolengo, haciendo dictar clases diurnas y nocturnas para obreras.

En 1916 estimula un amplio movimiento social obrero. En 1917 multiplica su labor en Villa Domínico. En 1918 toma parte en el Congreso de la Prensa Católica y reinicia las obras pro templo.

En 1919 y 1920 comienza con las obreras de «La Cruz» la persecución de los sindicatos rojos, y organiza en defensa de ellas, presentaciones ante el Presidente de la Republica, en los años siguientes se estabiliza la sociedad de «La Cruz».

En 1929 toma en sus manos parte del movimiento parroquial. En 1930 lanza la idea de construir un Templo a Santa Teresita, el que se inaugura el 8 de abril de 1934. En 1937 el Arzobispo Alberti lo designa Canónigo Honorario de la Santa Iglesia Catedral y sus méritos son consagrados definitivamente el 7 de octubre de 1939, en que Pío XII lo designa Prelado Doméstico, en rescripto que firma el Cardenal Maglione.

Tuvo en el transcurso de estos tiempos varias recaídas por la enfermedad que lo aquejaba, obligando al virtuoso sacerdote a una reclusión cada vez más ceñida, hasta que en marzo de 1943 quedó postrado para ya no levantarse más llevándolo lentamente a la muerte, la que ocurríó el 10 de Abril de 1943. Este hombre que desde su habitación continuaba asistiendo, siempre interesado al máximo, a todos los progresos de su Parroquia, tiene en Avellaneda el más cálido de los recuerdos, ya que trabajó afanosamente por los derechos de las obreras y por la dignidad de los pobres logrando que su nombre «Monseñor Bartolomé Ayrolo» se posicionara en uno de los lugares privilegiados de esta ciudad.

«Anuario La Opinión 1943».

Investigación y Recopilación: Patricia Denti
Bibliografía: Archivo Histórico Municipal “F. F. Larrain”
Anuario «La Libertad», 1948 – Anuario “La Libertad”, 1938

patriciadenti@hotmail.com

noticias relacionadas