Argentina, entre los países del mundo donde menos se deterioraron las proyecciones económicas 2020

Gracias a priorizar el cuidado de la vida, nuestro país tendrá menos impacto que otras economías. Informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav.

Argentina es uno de los países que menos deterioro registra en las proyecciones 2020 de los organismos internacionales incluso en comparación a países que solo priorizaron la economía.  En las proyecciones realizadas por el Banco Mundial, el PBI de la región se contraerá 7,2% en el corriente año. Perú encabeza el ranking de caída con 12% seguido por Brasil con 8%. Para Argentina, proyectan una disminución de su actividad del 7,3%, cercana al promedio regional.
La economía interna del país retoma su actividad luego de que en marzo y abril se registrarán fuertes contracciones y se aplicase el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. A finales de mayo, la construcción se encontraba habilitada en un 88%, mientras que el índice para la industria fue de 81% y el del comercio 75%. Para el análisis de los datos, se estudió la habilitación por sector de actividad de cada gobierno provincial en el mes de mayo, es decir, las excepciones al ASPO que fueron incluyendo. Los sectores con mayor proporción del empleo en el país, por fuera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – donde los servicios son una parte importante-, son la Industria, el Comercio y la Construcción. Comenzando el análisis por la Construcción, en el mes de mayo, la mayoría de las provincias tenían habilitadas las obras públicas y privadas registrando el mayor grado de apertura a nivel sectorial, alcanzando casi el 90% en el país. En abril, el Índice Sintético de la Actividad de la Construcción había caído un 75,6% de forma interanual, en mayo se espera una mejora dada la apertura. Por otro lado, la industria, que sufrió una fuerte caída en el mes de abril, habiéndose habilitado el funcionamiento en más del 80% de su totalidad. El sector registró una caída del índice de Producción industrial del 33,5% en abril, también en mayo se espera una mejora del indicador. El comercio es el sector más golpeado teniendo habilitado para funcionar solo el 75% de las actividades del sector. Cabe destacar que la apertura en cada provincia difiere mucho en esta actividad, y que muchas provincias, a pesar de habilitar la atención, lo hacen de manera parcial con horarios limitados.
La movilidad  en áreas laborales ya se posiciona solo 22% debajo de la etapa preliminar.  Desde distintos espacios políticos aumentaron las críticas a la expansión de la cuarentena a través de la teoría de que la Argentina iba a lograr la “cuarentena más larga del mundo”. Este tipo de mensajes, exponen una cierta falta de Federalismo ya que la aplicación del ASPO se realizó estudiando la evolución de casos en cada provincia, permitiendo la apertura de distintas actividades y logrando en mayo una reactivación del 67% del empleo.
Casi 9 de cada 10 hogares reciben algún tipo de transferencia del Estado Nacional.  El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción alcanzó al 42% de las empresas a través de sus distintos beneficios. Dentro del programa, el Salario Complementario alcanza al 36% de las empresas, cubriendo una buena proporción del total que se encuentra afectado. El IFE se encontró concentrado en las provincias con mayor presencia de informalidad, desempleo y beneficiarios y beneficiarias de AUH. La importancia de un ingreso básico para estas familias, contribuye de manera directa al cumplimiento de la cuarentena, evitando la propagación del virus, tomando como referencia las situaciones de Perú y Ecuador.  Entre los nuevos programas de protección social y las jubilaciones y pensiones, el 89% de la población vive en hogares que perciben por lo menos una transferencia del Estado. El apoyo y la presencia estatal en situaciones de crisis como la que atraviesa el país, es vital para garantizar ciertos derechos básicos

noticias relacionadas