Triaca llegó a un acuerdo con su exempleada

Tras la polémica que rodeó al ministro de Trabajo Jorge Triaca luego de que una exempleada que trabajaba para su familia, Sandra Heredia, lo denunciara por una relación laboral en negro, finalmente ambas partes arribaron a un acuerdo por una compensación económica.

Si bien no trascendió el monto, ámbito.com tuvo acceso al expediente en el cual Heredia manifiesta que desistirá de toda acción legal contra el ministro.

El acuerdo trascendió mientras el titular de la cartera de Trabajo se encuentra de vacaciones, luego de las numerosas críticas que recibió por la modalidad de contratación de Heredia.

 

Pese a los cuestionamientos contra su persona, Triaca fue defendido por el Gobierno. El propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, señaló que se trató de «un error». «No sentimos que eso sea algo que tenga que costarle el cargo», afirmó.

En este marco, la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, ratificó desde su cuenta en las redes sociales que en el caso del ministro de Trabajo la investigación se encuentra «en una primera etapa de recolección de información y pruebas».

Vale recordar que, además de la denuncia por trabajo en negro, la exempleada de la familia Triaca estaba contratada bajo el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

La situación de Triaca con Sandra Heredia se hizo noticia a raíz de un audio de voz difundido la semana pasada.

«¡Sandra, no vengas! ¡No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre, sos una pelotuda!«, exclamó Triaca tras despedir a su empleada, quien aseguró haber trabajado de manera irregular para la familia del ministro desde noviembre de 2012 hasta 2015, «veinte días antes de las elecciones» en las que venció la formación del actual Gobierno.

Aunque no se pronunció al respecto de la supuesta contratación en negro, Triaca reaccionó a las pocas horas pidiendo en Twitter «disculpas por el exabrupto que circula en un audio», el cual «no condice con su manera de actuar ni refleja su forma de ser», y lamentó «que haya sido utilizado para sacar rédito de él».

El ministro afirmó también que la mujer era una empleada de su hermano Carlos, y rechazó mantener un vínculo laboral con ella.

El incidente tuvo lugar a comienzos de este año, según la versión de Heredia, quien afirmó que fue despedida por haberse retrasado «quince minutos» al llegar a trabajar a la casa del ministro.

La mujer relató además que en abril de 2017, para compensar la negativa a un aumento de sueldo, Triaca le consiguió un puesto en una filial del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que está intervenido por la Justicia y que lideraba el sindicalista Omar «el Caballo» Suárez antes de su detención por presunta asociación ilícita.

noticias relacionadas