Timerman elevó una “enérgica protesta” al consejo de DD.HH de la ONU por la conducta de su relatora

El canciller Héctor Timerman elevó hoy una “enérgica protesta” al presidente del Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas por la “conducta observada por la Relatora Gabriela Knaul”, la cual “sería violatoria de los procedimientos y buenas prácticas que rigen dicha institución”.

Además de resaltar los artículos que no fueron respetados, el gobierno argentino “reserva de los medios que le corresponden para preservar el buen nombre y prestigio del país así como de la organización a la que, con tanto orgullo, pertenece”, expresó la Cancillería a través de un comunicado.

El canciller le envió adjunta en su misiva a Achilles Henczel la nota enviada a la relatora especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados de la ONU.

“La nota mencionada es la respuesta del gobierno argentino al llamamiento urgente realizado por la Relatora el 26 de abril” pasado, explicó Timerman, y le reiteró al presidente del Consejo “el profundo malestar producido” por Knaul “por su clara parcialidad al emitir un texto con conclusiones sin esperar las respuestas que había solicitado a la República Argentina y que fueron contestadas de inmediato a pesar de contar con 30 días para hacerlo”.

El Palacio San Martín reclamó por “incumplimiento de procedimientos” y “serias infracciones” por parte de Knaul, “que podrían dar lugar a su descalificación para continuar con su trabajo al frente de esta cuestión”.

Según la nota expedida por Cancillería, Knaul violó el artículo 10 del Código de Conducta del Consejo de DD.HH. haciendo una “utilización abusiva de un recurso establecido para cuestiones de carácter excepcional en las que la vida o integridad de las personas se encontrar en peligro, aplicándolo” a un caso de proyecto de ley de reforma de la Justicia.

También señala que según el artículo 6 del Código de Conducta, los procedimientos especiales deben estar basados en “información objetiva y fidedigna que dimane de fuentes creíbles”, y la relatora Knaul “reconoce el anonimato de las denuncias recibidas”.

Cancillería también cuestionó a Knaul por no cumplir el Manual de Operaciones para los Procedimientos Especiales, en el que se encomienda a los relatores “a entablar un diálogo con el Gobierno a través del procedimiento de comunicaciones antes de emitir un comunicado de prensa u otra declaración pública”.

“Como canciller de la República Argentina, solicito en los términos más categóricos se tenga a bien garantizar el fiel cumplimiento de los códigos de conducta en lo que se refiere a la relatora Gabriela Knaul y su trabajo en relación a mi país”, concluyó Timerman en su misiva a Achilles Henczel.

noticias relacionadas